Twitter apunta a la publicidad online comprando adGrok

Así como recientemente hemos vivido; o mejor dicho, estamos viviendo los efectos que ha provocado la última modificación del algoritmo del Google, que poniendo especial énfasis en el contenido y su calidad a la hora de determinar los resultados en el posicionamiento ha condenado a muerte a unos cuantos cientos de miles de sitios y redes que no solo utilizaban la tan desacreditada técnica del link farming o granjas de enlaces, sino que hacían del contenido duplicado y de basura, la fuente de sus ingresos y el alma de su negocio.

Así, mientras en el mundo del posicionamiento las cosas están revueltas, en el mundo de la publicidad online las cosas estaban como eran y como Dios mandaba, posiblemente hasta ahora.

Twitter ha anunciado la compra de AdGrok con el fin de convertirse en la plataforma más eficiente para la publicidad online más efectiva jamás conocida.

La promesa de Twitter en cuanto a la plataforma en que están trabajando es la de diferenciar el modelo con el de Google, el Adwords, ofreciendo un esquema de mayor efectividad con menor inversión.

La idea subyacente sobre el nuevo modelo se basa en la premisa de una mayor capacidad para impactar en los target y audiencias exactos que necesita el anunciante; a diferencia de Adwords, cuya política es: “muchos anzuelos para que algunos piquen”

El objetivo de AdGrok es el de simplificar y hacer más entendible la lectura e interpretación de los datos que entrega actualmente Google, de tal forma que facilita las correcciones por parte de los anunciantes, lo que se traduce en une menor inversión publicitaria con mayor impacto y efectividad; casi nada, solo El Dorado de la publicidad online.

Para ello y según Twitter, sus fortalezas son las de ser una plataforma sobre la que circulan grandes cantidades de información diariamente, la que se puede buscar y clasificar en orden de relevancia, cruzándola con criterios y perfiles de sus millones de usuarios.

A la plataforma publicitaria de Twitter difícilmente la veremos antes de 6 meses, un plazo mínimo para que el equipo de AdGrok pueda montar en la red social la maquina que –se supone- acabará con la hegemonía de Google en el universo publicitario online y que debiera funcionar más o menos así:

El propietario de una pequeña viña boutique desea contratar publicidad en Twitter, para impactar en perfiles específicos de audiencia, de acuerdo a demografía, ingresos y educación, por lo que Twitter pone a su disposición una herramienta que identifica claramente cuales son las combinaciones de palabras clave más eficientes de acuerdo a pequeños targets dentro del grupo objetivo global diferenciando los términos y el idioma necesario para aumentar el impacto del mensaje y muchas otras funcionalidades, de tal forma que la decisión de compra y publicación de espacios y mensajes publicitarios se optimiza, mejorando la efectividad, con menor inversión.

Obviamente eso no es todo. A partir de la emisión de sus anuncios online, cada anunciante tendrá a su disposición una completa serie de datos e informaciones sobre los efectos de su mensaje; mucho más que un simple informe de cuantos usuarios estuvieron expuestos al anuncio y por cuanto tiempo, algo que Twitter denomina “resonancia”.

Si bien suena interesante y si llega a convertirse en lo que promete ser, la publicidad en Twitter supondrá un salto cualitativo importante en lo que se refiere a la inversión publicitaria en anuncios contextuales, pero además de pensar que –evidentemente- Google no se quedará de brazos cruzados y mejorará su plataforma, la eclosión de la Web 2.0 ha modificado no solo los paradigmas y dogmas sobre los que se asentaba tradicionalmente la publicidad.

La web 2.0 y mucho más la 3.0 han cambiado el sentido y orientación a la publicidad y a sus mensajes, convirtiéndose en una acción mucho más social, con el boca a boca como canal transmisor y con las nuevas promesas de combinar globalidad con localidad, gracias al geoposicionamiento y a los terminales móviles.

Así pues, si Twitter, Google, Facebook o cualquiera de los grandes quiere cambiar y revolucionar el mundo de la publicidad online, simplemente deberá ir mucho más allá que en mejorar las métricas de Google Analytics.

Jorge Shand

2 comentarios

  1. Un nuevo paso para convertirse en una red publicitaria en toda regla, dejando apartado el concepto social que ya lucía por su ausencia en Twitter (es más bien una red de comunicación que no otra cosa). Cada vez estamos más necesitados de nuevas fórmulas sociales para impulsarnos a salir a la calle y disfrutar activamente de nuestro tiempo libre. Por suerte está a punto de inciar su camino Weclic, una nueva red social que aprovecha la capacidad de difusión del mundo 2.0 para vivir al máximo la vida real. No esperes más y solicita tu invitación!

  2. Pingback: Twitter estrena su nueva plataforma publicitaria dentro de ocho semanas