Un reloj inteligente que también aloja sus propios auriculares inalámbricos

Publicado el

Wearbuds Watch

Nos acaba de llamar la atención una campaña en Indiegogo en el que se busca la financiación para sacar adelante un interesante modelo de reloj inteligente que además sirve de caja de carga para sus propios auriculares inalámbricos, integrándose en el propio diseño a la perfección.

Según la campaña, se trata de la tercera generación de los Wearbuds Watch, trayendo como novedad procesos de fabricación mejorados, una pantalla más grande y funciones de rendimiento avanzadas.

Con un enfoque dirigido especialmente como complemento a las actividades deportivas, no podían faltar las funciones de seguimiento del estado de la salud y actividad física, como el seguimiento de la calidad del sueño, de los pasos recorridos, o las alertas de sedentarismo, entre otros, contando con cuatro modos deportivos y albergando para el seguimiento de la salud sensores varios como el sensor de medición de la saturación del oxígeno en sangre o presión sanguínea, entre otros.

Los usuarios dispondrán de una aplicación móvil complementaria con la que obtener toda la información de los resultados de las actividades deportivas que hayan realizado, permitiéndoles conocer mejor el rendimiento que han tenido en el desarrollo de los mismos.

Tanto el reloj en sí como los auriculares inalámbricos disponen de certificación IPX6, por lo que los usuarios no deberán preocuparse a la hora de sudar realizando sus actividades deportivas.

Los auriculares, que albergan conectividad Bluetooth 5.0, les permitirán gestionar la reproducción de música, aceptar (o rechazar) llamadas y más con simples toques en los mismos, siendo además compatible con los principales asistentes virtuales como Alexa, Siri o el Asistente de Google.

Los creadores de este producto destacan la gran calidad de audio de los auriculares, con una experiencia libre de ruidos, y con un diseño cómodo de utilizar en el día a día. Los auriculares ofrecen una autonomía por carga de 2,5 horas, mientras que el propio reloj tiene una autonomía por carga de unos diez días, según indican en la propia campaña.

Actualmente, la campaña está siendo todo un éxito, habiendo superado más del 300% de la meta de financiación, y eso que aún quedan 43 días más en la que se podrán sumar nuevos patrocinadores, teniendo también en cuenta que los envíos se realizarán a cualquier parte del mundo, y que en esta ocasión, tienen unas 1.500 unidades esperando a ser enviadas poco después de la finalización de la campaña.

Como siempre, los interesados tendrán todos los detalles en la propia web de la campaña, incluyendo imágenes y revisiones realizadas por algunos medios sobre este producto.