Para enviar archivos de gran tamaño de forma segura y rápida

Publicado el

wormhole

Ya hemos llegado a ver multitud de herramientas que nos permiten enviar archivos de gran tamaño a nuestros conocidos, pero los tiempos cambian, permitiendo con ello aparecer alternativas que cubran además las inquietudes más actuales.

En este sentido, acaba de entrar en escena Wormhole, la nueva herramienta de envío de archivos de gran tamaño, que trata de diferenciarse del resto de opciones por aportar seguridad con su cifrado de extremo a extremo, y por la rapidez de los envíos.

Con la seguridad y rapidez en los envíos por diseño

En su manifiesto llega incluso a compararse con Dropbox y otros servicios análogos que no cuentan con cifrado de extremo a extremo, apuntando a que disponen de la clave que les podría permitir en un momento dado acceder a los contenidos alojados, señalando que:

Todos los servicios web importantes están diseñados de tal manera que brindan la clave de sus datos para el servicio. Pueden desbloquear sus datos cuando lo deseen. Podrían entregar sus datos al gobierno. O un empleado deshonesto podría hurgar y nunca lo sabrías.

Y sobre el aspecto de la rapidez, llegan a indicar que incluso admiten las transferencias directas. En este sentido, si bien admite el envío de archivos de hasta 10GB, para archivos de hasta 5GB, los mismos serán guardados en los servidores durante 24 horas, mientras que los archivos mayores de 5GB, Wormhole usa transferencia directa vía p2p, por lo que los usuarios deberán mantener abierta la página web hasta que los destinatarios de los archivos los hayan podido descargar por completo.

Para usar Wormhole no es necesario registrarse, tan sólo acceder a la web y arrastrar el archivo a enviar al área de envío, o bien abrir el explorador web del sistema y localizar el archivo a enviar.

Es probable que a lo largo del tiempo podamos a llegar ver la aparición de otras propuestas para los envíos de archivos de gran tamaño, con la seguridad por diseño, como alternativa a lo que hemos llegado a conocer hasta hace bien poco, siendo Wormhole un claro ejemplo de lo que podremos conocer de ahora en adelante.

Estamos en un contexto en el que se prima cada vez más la seguridad de los datos, unido a la creciente desconfianza en las principales empresas tecnológicas por el poder que han ido adquiriendo a lo largo del tiempo, unido a la posible aparición de problemas relacionados con la privacidad a lo largo del tiempo.