Detectar plazas de parking gracias a sensores alimentados por energías renovables

Publicado el

parking app

Si en cada plaza de parking de las grandes ciudades hubiera un sensor que indicara si está o no está libre, muchos coches dejarían de circular en nuestras calles.

Tendríamos una aplicación que indicaría las plazas libres, y solo tendríamos que esperar parados a que alguna se ponga verde para ir hacia allí, sin necesidad de ir dando vueltas y vueltas en búsqueda de la zona deseada.

Esa solución podría ayudar a ciudades como Barcelona, donde hay zonas verdes casi gratuitas reservadas para vecinos. Cada ciudadano tiene una zona en la que puede aparcar, pero encontrar una plaza en la zona es un infierno cualquier día a cualquier hora. Hay miles de coches que circulan a diario buscando su zona verde, y en muchas ocasiones acaban desistiendo dirigiéndose a las afueras de la ciudad, donde sí es gratis aparcar sin necesidad de ser vecino.

El caso es que la solución que quieren implantar con Flash Park tiene mucho sentido. Sensores alimentados por energías renovables que indican si una zona está libre o no, para alimentar alguna app que nos ayude a ahorrar tiempo. Los sensores están diseñados para usar la tecnología 5G NBIoT como estándar para transmitir datos en tiempo real para rastrear el estado de los lugares de estacionamiento monitoreados.

Lógicamente, hay varios problemas que tendrán que enfrentar, desde personas que ocupan una plaza sin usar la app mientras 10 coches se dirigen a la misma, a personas que engañen al sensor para hacerle creer que está ocupada mientras esperan al coche familiar que «está llegando».

El primer problema podría solucionarse en parte con un sistema de reserva de plaza de 15 minutos, igual que la de las motos de alquiler, aunque eso no evitaría que alguien ocupe la plaza durante ese tiempo, ya que el uso de la app no sería obligatorio.

El segundo punto se solucionaría haciendo que el sensor sea inalcanzable por el usuario, que no sea algo solar en medio del suelo, ya que cualquiera podría taparlo fácilmente. En su web indican que su aplicación utiliza una red de dispositivos de detección automática de estacionamiento que funciona sin interacción del usuario, de tamaño reducido, resistente a condiciones atmosféricas adversas y actos vandálicos, por lo que parece que eso lo tienen previsto.

Flash Park es una startup de Barcelona, y trabaja en el tema desde el año 2020. Han sido uno de los ganadores de la II edición del programa de aceleración de 5G Barcelona y Wayra (Telefónica), por lo que esperemos que consigan ir creciendo y hacerse una realidad para poder disminuir la cantidad de coches en modo «búsqueda».