Wombo, para crear deepfakes sincronizando labios de las fotos de personas con canciones

Publicado el

Wombo

Si no fuera suficiente con las actuales aplicaciones móviles para la creación de vídeos deepfakes, ahora acaba de aparecer en escena una nueva con la que nos hará pasar horas de diversión y entretenimiento, aunque por suerte, el fin de semana ya lo tenemos muy cerca.

Se trata de Wombo, que ya en el día de hoy está dando mucho que hablar, y es posible que ya hayamos podido ver algunos vídeos en redes sociales, permitiendo básicamente animar imágenes de rostros sincronizando los movimientos de los labios en base a las canciones elegidas, teniendo actualmente disponible unas 14 canciones populares entre las que elegir, aunque más vendrán por el camino.

Más diversión a costa de los deepfakes

Para un mejor resultado, la aplicación recomienda utilizar fotos de frente, a nivel de los ojos, y si llega a ser posible, sin enseñar los dientes, permitiendo tanto el uso de fotos capturados directamente con la cámara de los móviles como aquellas fotos que ya se tengan guardados en los mismos.

Aún así hay que tener en cuenta que los movimientos aparecerán algo exagerados, un poco ridículos, obteniendo vídeos de baja resolución, para permitir ser compartirlos por redes sociales, nada que haga engañar con respecto a los deepfakes resultantes que pueden crear profesionales con herramientas especializadas.

Basado también en la transferencia de movimientos

Y al igual que con la última función de MyHeritage, llamada Deep Nostalgia, que también ha dado mucho que hablar, en Wombo también se ha hecho uso de clips de vídeos, llamados vídeos base (en MyHeritage llaman vídeos conductores), donde básicamente se utiliza el aprendizaje automático para transferir los movimientos de los labios de los actores participantes en los clips de vídeos a los labios de los rostros disponibles en las imágenes que suban los usuarios desde la aplicación, cuyo proceso de conversión tarda unos pocos segundos.

Wombo está disponible de forma gratuita (aunque dispone de un nivel premium con procesamiento prioritario y libre de anuncios) a través de su aplicación para dispositivos Android e iOS.

Con respecto a las preocupaciones sobre la privacidad de los usuarios, su CEO, Ben-Zion Benkhin, asegura tomárselo en serio, señalando que todos los datos se eliminan y no se comparte ni se envía a nadie más.

Con respecto al tema de derechos de autor, ya hay músicos que se han dirigido a los responsables de la aplicación, interesándose para que pueda incorporar sus temas musicales, permitiéndoles con ello que sus trabajos puedan llegar a una audiencia más amplia que les permita ser más conocidos, un aspecto que se suma además a que actualmente se está abordando los derechos de las canciones existentes para evitar problemas futuros.