Adobe ya cuenta con la versión nativa de Photoshop para procesadores Apple Silicon

Publicado el

Adobe Photoshop Apple M1

Las principales compañías desarrolladoras de software llegan con la lección aprendida en esta nueva transición de Apple hacia la arquitectura ARM de sus procesadores de producción propia, tratando de evitar los errores cometidos durante la transición hacia Intel.

Gracias a ello, los usuarios de ordenadores Apple bajo procesadores Apple Silicon ya pueden disfrutar de la versión nativa de Adobe Photoshop, siendo la tercera aplicación nativa de Adobe para procesadores Apple Sillicon en llegar al mercado, tras los lanzamientos de Lightroom y Camera Raw, aunque por el horizonte también se asoman futuros lanzamientos de aplicaciones nativas rivales, como Corel Draw.

Promete más mejoras de rendimiento e ir añadiendo las funciones que faltan

Eso sí, por ahora, la versión nativa de Adobe Photoshop para chips Apple Silicon M1 carece de algunas funciones, para lo que la compañía irá trabajando para tratar de ir incorporándolas en sucesivas actualizaciones, aunque la solución provisional, según señalan, pasa por la ejecución de Adobe Photoshop en modo Rosseta.

Se carece, por ejemplo, de funciones como la de Importación, exportación y reproducción de capas de video incrustadas, filtro de reducción de vibraciones, entre otros. Esto contrasta con la mejora en el rendimiento, 1,5 veces superior con respecto a equipos Mac de equipos de generación anterior.

La compañía, Adobe, se compromete a ir trabajando codo con codo con Apple para seguir trayendo más mejoras de rendimiento para los equipos bajo Apple Silicon, así como a la incorporación de funciones específicas para procesadores M1.

En este sentido, aprovechando la arquitectura de los procesadores Apple Silicon, que incluyen una GPU optimizada para trabajos de aprendizaje automático, Adobe también ha lanzado la nueva función de super resolución en el complemento de Camera Raw, que pronto llegará también a Lightroom, que permite ampliar las imágenes hasta cuatro veces su resolución sin perder los detalles de las fotografías, compitiendo claramente con la función «ML Super Resolution» de la aplicación Pixelmator Pro, que funciona de manera similar pero empleando un sistema de aprendizaje profundo diferente.

Con todo, la transición hacia la arquitectura ARM de sus procesadores, iniciada a finales del pasado año, está siendo por ahora menos dolorosa que la transición hacia procesadores Intel, existiendo aún dos años por delante para completarla, y que últimamente están surgiendo rumores acerca de los posibles lanzamientos de futuros equipos de escritorio más profesionales que permitan seguir con la transición, si bien queda también por conocerse los detalles y característico del procesador de gama alta que llevarán todos ellos.

Crédito de la imagen: Adobe