3 tecnologías que nos salvarán al prevenir la crisis de agua a nivel mundial

Publicado el

Tecnologías contra la crisis de agua

Sin duda alguna, la crisis del agua es uno de los principales y más problemáticos temas en cuanto a riesgos de categoría mundial nos referimos, el cual ha empeorado significativamente con el paso de los años.

Este viene siendo sencillamente uno de esos problemas de los cuales no se puede apartar la mirada, ya que la situación a nivel global respecto a esto cada vez es más desalentadora.

Para evitar que esto siga ocurriendo en todos los países con escasez de agua, ciertas tecnologías tienen que ser comenzadas a utilizar en el área, lo cual es necesario para la explotación creativa de recursos hídricos no convencionales. Dicho esto, vamos a ver hasta 3 tecnologías que pueden llegar a salvarnos de la crisis del agua, sobre todo a mediano y largo plazo.

Atrapar la niebla

Atrapanieblas

Para que entremos en contexto, la recolección de agua de niebla es una opción de bajo mantenimiento y una tecnología ecológica, quien puede beneficiar sobre todo a aquellas regiones montañosas y costas secas en las que la niebla se presenta de manera intensa y recurrente.

Para llevar a cabo este proceso, se necesitan unas mallas verticales que cumplen la función de interceptar el flujo de gotas, las cuales pueden estar creadas a base de aluminio, plástico, plexiglás y/o aleación. Hasta el momento, la tecnología de atrapado de niebla se ha empleado en países como Chile, Eritrea, Israel y Omán.

Desalinización de agua de mar

Desalinilador de agua

El proyecto de la desalinización de agua de mar es una de las tecnologías que más ha ido en aumento en los últimos años gracias a los avances de la tecnología de membranas. A día de hoy es un método que se utiliza muchos países, pero las mismas plantas desalinizadoras pueden llegar a producir sustancias que afectan la flora y la fauna, además de consumir cifras altas de energía.

Ahora lo que se busca es crear una era de las plantas desalinizadoras para que sean menos contaminantes, además de que puedan utilizar fuentes de energía renovables. Esto puede llegar a provocar una disminución significativa en los costos de producción para 2030.

Siembra de nubes

Por último ya tocamos el tema de la siembra de nubes, un proceso que actualmente ha demostrado en diversos países que la precipitación se puede incrementar hasta en un 20% anualmente mediante esta tecnología. En cuanto a la aplicación de la misma, esto ocurre a través de la dispersión de pequeñas partículas en las nubes, las cuales permitan una formación correcta para las gotas de la lluvia o hasta los cristales de hielo.

Desde The Next Web indican que Realmente existe un potencial de lo más interesante en este proyecto de siembra de nubes, sobre todo considerando que únicamente el 10% del contenido total de agua de las nubes es liberado durante las precipitaciones.