Tim Berners-Lee presentó nueva iniciativa para «reestructurar» la web

Publicado el

Tim Berners-Lee

Gracias a Tim Berners-Lee, podemos comunicarnos de esta forma ahora mismo. El creador de la World Wide Web, galardonado hasta como caballero por la corona británica a causa de su invención, este sistema de navegación por Internet que predomina hasta la actualidad.

Durante los últimos años, el informático británico ha criticado duramente el curso que está tomando la red en la actualidad. Bajo ese marco, de la mano de él han surgido varias iniciativas que buscan redireccionar la evolución del ciberespacio a una tendencia más amigable.

Con un espíritu refundacional, Berners-Lee presentó su nueva startup llamada Inrupt, la cual tiene como propósito solucionar algunos de los problemas que han perjudicado a la “web abierta”, como fue ideada inicialmente, frente a la irrupción de plataformas de gran tamaño y de carácter cerrado, como Facebook y todos sus servicios derivados.

Una web alternativa

Sir Tim Berners-Lee no ha tenido reparos en manifestar su disconformidad con el curso actual que ha tomado Internet. Entre sus iniciativas, se encuentra un “contrato” con una declaración de principios para hacer de Internet un lugar más sano, bajo su apreciación.

Entusiasmado por replantear el funcionamiento de la web, el creador de este sistema presentó a través de su nueva startup, un servicio que promete una web en la que las personas pueden acceder mediante un inicio de sesión único para cualquier servicio, sobre la base del proyecto de software de código abierto Solid.

Los datos personales se archivan en pods (abreviatura en inglés de personal online data) o almacenes de datos personales en línea, que son controlados por el propio usuario.

«La gente está harta de la falta de controles, los silos», comentó Berners-Lee a la agencia de noticias Reuters, desde su puesto de cofundador y director de tecnología de Inrupt. Esta nueva web actualizada, en palabras de Berners-Lee, permitirá el intercambio de información directamente de persona a persona, perfilándose como una herramienta de colaboración alternativa a los grandes servicios de redes sociales que hoy gozan de un gran éxito, pero con la diferencia de que esta nueva instancia aporta a sus usuarios un mayor control.

Un plan que ya está en marcha

John Bruce, CEO de Inrupt, señaló también a Reuters que la compañía ya tiene acuerdos firmados con el Servicio Nacional de Salud de Gran Bretaña, la BBC y el gobierno de Flandes en Bélgica como clientes piloto. Se espera el anuncio de otros más para abril.

Aunque el director ejecutivo de esta naciente compañía declinó referirse a los montos de dinero recaudados hasta el momento, sí informó que entre los inversores de Inrupt se encuentran Hearst Ventures, Octopus Ventures y Akamai, una empresa de distribución de contenido (CDN) de Internet. 

Un objetivo clave para Inrupt es conseguir que los desarrolladores de software desarrollen aplicaciones para la plataforma. Este nuevo entorno, al igual que el sistema de funcionamiento que hay tras la web original es, en principio, un conjunto de protocolos para definir cómo las máquinas se comunican entre sí, por lo que las opciones para crear son variadas. «Los casos de uso son tan amplios, que es como un cambio para la web», sentenció Berners-Lee.

Respecto a los primeros pasos de esta plataforma, John Bruce dijo que el programa piloto ejecutado con el Servicio Nacional de Salud británico estaba abordando el problema de larga data de los registros médicos incompatibles. Con Inrupt, comentó, este organismo podría dar a todos «una presentación holística de su historia clínica», con varios médicos y otros proveedores de servicios capaces de actualizar ese registro, incluso cuando toda esa información permanece bajo el control de los usuarios.

Dadas las proyecciones comentadas por Berners-Lee y Bruce, se esperan más novedades durante el transcurso de este primer semestre del año.

Fotografía encabezado: Paul Clarke, bajo licencia CC.