Una solución segura y descentralizada para llevar las videoconferencias

Publicado el

Xroom

La pandemia del coronavirus, que ha asolado el planeta a lo largo de este 2020, ha potenciado la utilización de las sesiones de videoconferencias como una manera alternativa y segura para mantener encuentros en diferentes ámbitos, no sólo en el empresarial.

Esto ha llevado además a que se acelere la competencia entre las diferentes soluciones de videoconferencias establecidas, sobre todo, ante el auge de Zoom, que ha salido del desconocimiento público a convertirse en una amenaza para las otras plataformas.

La respuesta de las otras no se hicieron esperar, recibiendo una tal cantidad de esfuerzos sin precedentes para ponerse al día. Pero además de las principales soluciones para llevar sesiones de videoconferencias, también han llegado otras opciones que tratan de cubrir aspectos que suelen ser criticados en las principales.

Con la privacidad y seguridad al frente

En este sentido, entre otras opciones, aparece Xroom, una interesante alternativa que pone la privacidad y la seguridad de las comunicaciones de los usuarios al frente, funcionando de manera descentralizada, mediante p2p, integrando lo que llaman un «verdadero» cifrado de extremo a extremo, combinando todo ello con una experiencia de usuario completamente fácil y sencilla.

Según parte de sus principios éticos:

Ponemos la integridad de nuestros usuarios en primer lugar y nunca tenemos acceso a sus conversaciones o comunicaciones en tiempo real. Nuestra visión es simplificar las comunicaciones seguras y nunca convertir a los usuarios en una mercancía ni recopilar datos personales.

En materia de seguridad añaden además que:

nuestra plataforma brinda a los participantes, dentro de cada sesión, la capacidad de mitigar los ataques man in the middle.

Además, las empresas que lo deseen, podrán personalizar sus propios espacios coherentemente a sus respectivas identidades corporativas, pudiendo vincularlos también a sus respectivos dominios, entre otras posibilidades.

Xroom llega bajo un modelo de negocio freemium, existiendo una primera opción de carácter gratuito, con unas capacidades que pueden ser más que suficientes para pequeños colectivos, incluyendo salas ilimitadas, integración con Slack y Telegram, además de la posibilidad de compartir pantalla, entre otros.

Aún así, también hay que señalar que los invitados a las sesiones se unirán a las salas sin necesidad de cuentas de usuario ni necesidad de descarga de aplicaciones móviles. Xroom funciona únicamente vía navegador web, pudiendo funcionar tanto en equipos de escritorio como en dispositivos móviles.

Por todo ello, Xroom es una interesante solución para quienes quieran combinar privacidad y sencillez con las videoconferencias.