Un teléfono móvil de lujo para gestionar llamadas y mensajes únicamente

Publicado el

Xor

¿Pagarías algo más de 3.000 euros por un teléfono móvil de lujo, donde únicamente puedas gestionar llamadas y mensajes SMS? Pues ese es el precio que tendrá en el mercado el primer modelo de Xor, la firma sucesora de los teléfonos móviles de lujo Vertu, creada por ex-trabajadores de la misma.

Al frente se encuentra Hutch Hutchison como co-fundador y jefe, ocupando un cargo similar al que tuvo en Vertu, al que le acompañan muchos de los empleados cercanos de al antigua Vertu. El primer modelo se llamará Xor Titanium en alusión al uso de titanio en su chasis, teniendo en cuenta que este modelo será fabricado a mano en Inglaterra con materiales de alta calidad, donde se encuentra también elementos fabricados en cuero.

Contará igualmente con un teclado tradicional tipo T9, donde las personas podrán introducir sus textos, y si bien se trata de un teléfono retro tipo barra para personas con alto poder adquisitivo, también hay sitio para mejoras actuales como la cancelación activa del ruido y la capacidad de carga inalámbrica, aunque lo más moderno que llega a tener es su sensor de calidad del aire, un aspecto que le da un toque aún más único.

Cada carga le otorgará una autonomía de hasta cinco días, que dependerá también del nivel de uso, y como sistema operativo tendrá una versión de Linux con capacidades limitadas. Su punto fuerte, o argumento de venta principal, es la seguridad, permitiendo el intercambio de llamadas y mensajes con cifrado de extremo a extremo de AES256 si ambos utilizan Xor Titanium.

Este modelo también ofrecerá un tono de llamada diferente en función de si la llamada se encuentra cifrada a no. Cada unidad contará con su propia clave secreta remota, que le permitirá a su adinerado propietario borrar los datos en remoto. Señalar que estamos ante un teléfono que lo máximo en conectividad que admite es 3G.

La idea de los extrabajadores de Vertu es la de recuperar la filosofía de la empresa en una nueva de una manera más ambiciosa, buscando poder llevar sus teléfonos a mercados internacionales, teniendo en cuenta que la antigua Android Aster P de Vertu no llegó a salir de las fronteras Chinas.

La compañía tratará de ponerlo en el mercado a lo largo del primer trimestre del próximo año.

Vía: Engadget