Las mascarillas JabberMask reflejarán los movimientos de la boca mediante luces LED

Publicado el

JabberMask

La obligatoriedad del uso de mascarillas en muchas partes del mundo, para evitar la propagación del coronavirus Covid-19, ha potenciado la creatividad de más de uno para ofrecer soluciones tecnológicas innovadoras, aunque tampoco ha faltado las soluciones más divertidas y lúdicas, como la que ahora ofrece Tyler Glaiel con las mascarillas JabberMask, que ahora se pueden adquirir a través de una campaña de financiación colectiva en Kickstarter.

Partiendo del planteamiento de que las mascarillas tapan la boca de los usuarios cuando están hablando, las mascarillas JabberMask tratan de reflejar los movimientos de la boca durante el habla mediante el uso de matrices de luces LED, con activación por voz a través de un micrófono integrado.

Y si bien Glaiel, desarrollador de videojuegos, ya ofreció instrucciones para que los más habilidosos con la electrónica puedan crearse las suyas propias, debiendo tener las herramientas apropiadas, ahora está lanzando en serie su línea de mascarillas JabberMask a través de la mencionada campaña de financiación colectiva.

A este respecto, los usuarios podrán optar por las mascarillas JabberMask Lite, con un coste de 29 dólares; mascarillas JabberMask Deluxe, de 49 dólares; y JabberMask Pro, de 69 dólares.

Todas estas versiones cuentan con todo lo necesario para poder funcionar de forma independiente, incluyendo su propio compartimento para el controlador y la fuente de alimentación, que se situará en la parte trasera de la cabeza, que en el caso de JabberMask Lite usará cuatro pilas AAAA, mientras las dos opciones restantes usarán baterías recargables mediante microUSB.

Resulta llamativa la opción JabberMask Pro, ya que también cuenta con su propia aplicación complementaria para Android e iOS, y su propio mando a distancia, con las que aumentar sus posibilidades a reflejar a través de la matriz de LED RGB de 8×8, como el uso de emojis o símbolos.

Las mascarillas en sí están hechas de algodón y son lavables. Además, las mascarillas JabberMask permiten el ahorro de las baterías a través del Modo Sueño.

Actualmente, la campaña ha conseguido poco más de la mitad de la meta de financiación, fijada en unos 50.000 dólares, con 28 días más de campaña por delante. La parte negativa es que habrá que esperar al mes de mayo del próximo año para el comienzo de los envíos de las mascarillas, con envíos a cualquier parte del mundo, en caso de que haya conseguido el objetivo de financiación.

En cualquier caso, es una solución bastante llamativa que no dejará a nadie indiferente, ideal para proteger, pero también para usar en fiestas en cualquier momento, haya pandemia o no.