Openmeet, para mantener encuentros por videollamada de la forma más simple posible

Publicado el

Openmeet

Si alguna vez nos planteamos realizar una videollamada sencilla y rápida a través de la web, para mantener encuentros directos con socios, clientes, compañeros de trabajo, entre otras posibles personas, Openmeet es una nueva solución que llega ahora para salvarnos de las «complicaciones» que nos crean las principales herramientas de videollamadas con la fijación de encuentros para aquellos momentos que pueda venir bien a todos.

Básicamente, lo único que tenemos que hacer es crear un encuentro en el acto, sin necesidad de cuentas de usuario, y compartir el enlace temporal que obtendremos a través del correo electrónico, redes sociales, o cualquier otra vía, para que los interesados en contactar con nosotros se vayan sumando a través de dicho enlace, poniéndose «en cola» para conversar con nosotros cuando les llegue sus correspondientes turnos.

Lo mejor es que no será necesario que aquellos que quieran ponerse en contacto con nosotros deban registrarse ni descargar ninguna aplicación a sus dispositivos, ya que todo funciona a través del navegador web.

Una vez hayamos conversado con todos los que se han ido sumándose a través del enlace compartido, entonces podemos dar por concluida nuestra sesión con Openmeet, invalidando el enlace compartido.

Hablamos de la funcionalidad básica que nos ofrece Openmeet de forma gratuita, aunque también ofrece características de pago para pequeñas empresas y grandes corporaciones, posibilitando desde la personalización de la interfaz de usuario con los elementos de identidad corporativos, hasta contar con enlaces permanentes, múltiples enlaces para encuentros, etc.

A veces, lo más sencillo es lo más práctico, algo que se demuestra claramente en esta nueva herramienta, caracterizada por su sencillez y funcionalidad, una alternativa a las grandes opciones para quienes simplemente quieren mantener un encuentro vía videollamada, eso sí, de 1 a 1, sin apenas complicaciones, que es básicamente la filosofía con la que nació y llega en un momento en el que las videollamadas están en completo auge para el teletrabajo, educación a distancia, entre otras opciones que se han visto alteradas por la pandemia.