Huawei manifiesta su malestar contra las últimas decisiones de los Estados Unidos

Publicado el

Huawei

Huawei ha querido expresar su malestar ante las decisiones que sigue tomando el gobierno de los Estados Unidos contra algunas empresas que cuenten con su sede oficial en China, afectando tanto a la propia Huawei como a la industria tecnológica en general.

Para ello, de manera muy reciente, desde los Estados Unidos han decidido prolongar el veto que mantiene contra Huawei y otras compañías chinas a través de una quinta prorroga un año completo, llegando ya hasta el año 2021.

Esta prórroga afecta tanto a la propia Huawei como al resto de compañías que han sido incluidas dentro de la Entity List por parte del Departamento de Comercio de Estados Unidos alegando motivos de seguridad nacional.

Con la prórroga llega también un endurecimiento de las condiciones que deberán de cumplir las compañías fabricantes de chips afincadas en el extranjero que utilicen herramientas o equipos de diseño estadounidenses, viéndose obligadas a pedir una licencia al Departamento de Comercio de Estados Unidos antes de enviar productos a Huawei, dando como resultado que el fabricante TMSC dejará de fabricar procesadores para Huawei.

Ante esta situación, Huawei manifiesta que han tratado de cumplir con todas las normas y regulaciones de los Estados Unidos, a pesar de no contar con «elementos industriales y tecnológicos clave» para ellos. A pesar de todo, el Gobierno de los Estados Unidos ha decidido «proceder e ignorar por completo las preocupaciones de muchas empresas y asociaciones industriales».

Dada esta situación, considera que el Gobierno de los Estados Unidos ha tomado una decisión «arbitraria y perniciosa, y amenaza con socavar a toda la industria a nivel global». Advierte además de que la decisión de los Estados Unidos «afectará a la expansión, el mantenimiento y la operativa de redes por valor de cientos de miles de millones de dólares que hemos implementado en más de 170 países», pero también «afectará a los servicios de comunicaciones para los más de 3.000 millones de personas que usan productos y servicios de Huawei en todo el mundo.»

Hay que tener en cuenta que durante el tiempo del veto, si bien se han llegado a relajar algunas medidas, compañías importantes como Google han llegado a pedir al Gobierno de los Estados Unidos que deje a Huawei fuera del veto, incluso la petición llega también por parte del gobierno chino.

Pero el gobierno de los Estados Unidos se mantiene firme en su postura. A tal situación, Huawei considera que:

Esta decisión del gobierno de Estados Unidos no solo afecta a Huawei. Tendrá un grave impacto en una gran cantidad de industrias mundiales. A la larga, esto dañará la confianza y la colaboración dentro de la industria global de semiconductores de la que dependen muchas industrias, aumentando el conflicto y las pérdidas dentro de estos sectores

Y advierte de que:

Estados Unidos está aprovechando su fortaleza tecnológica para aplastar a las compañías fuera de sus fronteras. Esto solo servirá para minar la confianza que las compañías internacionales depositan en la tecnología y las cadenas de suministro estadounidenses, dañando también los intereses de los Estados Unidos.

La compañía sabe perfectamente que esta situación le afecta bastante y seguirá trabajando para tratar de salir adelante a pesar de todo, donde de hecho ha reducido su dependencia con respecto a los fabricantes estadounidenses.

Comparte en: