Europa quiere potenciar la reparación y reutilización de los dispositivos electrónicos

Publicado el

Logo del Plan de Acción de Economía circular

Los usuarios europeos estamos llamados a cambiar nuestros hábitos de consumo de dispositivos electrónicos, dejando atrás el concepto de comprar, utilizar y tirar, conocido comúnmente como economía lineal, para pasar a lo también conocido como economía circular, permitiendo la reutilización y reparación de dispositivos electrónicos, entre otras acciones, al objeto de reducir la generación de residuos electrónicos y necesitar una menor cantidad de materia prima para los nuevos dispositivos.

No es la primera vez que vemos que la Unión Europea se preocupa por los aspectos que relaciona a los dispositivos electrónicos con el respeto al medio ambiente, aunque ahora quiere desarrollar una nueva hoja de ruta concretada a través de su nuevo plan de acción, para que pueda ejecutarse a lo largo de los próximos años.

La obsolescencia programada no tendría cabida en este nuevo plan

A este respecto, la Comisión Europea ha presentado formalmente su nuevo plan de Acción de economía circular, que forma parte del Acuerdo Verde Europeo, que busca que la Unión Europea sea neutral en carbono para el año 2050, aún existiendo en ejecución todavía algunas de las acciones del primer Plan de Acción de Economía Circular, perteneciente al año 2015.

Entre otras acciones, introduce el derecho los usuarios a la reparación de teléfonos, tabletas y ordenadores portátiles, una acción de la que apenas se cuenta con detalles, que permitirá a los usuarios la prolongación de la vida útil de sus dispositivos electrónicos.

A ello se une además la necesidad de un cargador estándar para pequeños dispositivos electrónicos, la prolongación en sí de la vida útil de los dispositivos y componentes electrónicos, entre los cuales se encuentran las baterías de los dispositivos móviles, además de prohibir la destrucción de aquellos dispositivos útiles que no se hayan vendido.

El nuevo plan también contempla medidas regulatorias y requisitos que deberán cumplir los fabricantes de productos electrónicos, al objeto de fomentar la reparación, reciclaje y reutilización de los dispositivos electrónicos.

Por ahora, este plan se encuentra en fase temprana, que se irá desarrollando a lo largo del tiempo, con el que la Unión Europea espera ser más competitiva y respetuosa con el medio ambiente.

Crédito de la imagen: Web de la Comisión Europea