Microsoft Edge añade función de protección contra las aplicaciones potencialmente no deseadas

Publicado el

Si llevas tiempo usando ordenadores, cabe la posibilidad de que alguna vez te hayas podido descargar algún software de algún sitio web desconocido, y a la hora de instalarlo en tu equipo, te haya colado otras aplicaciones que no hayas querido instalar, afectando al rendimiento del mismo, ya sea con la aparición de anuncios, minando criptomoneda, así como otras actividades que consuman recursos de tu equipo.

Pues bien, Microsoft Edge basado en Chromium acaba de implementar un mecanismo que impide la ejecución de las aplicaciones descargadas que puedan contener aplicaciones potencialmente no deseadas (PUA, por sus siglas en inglés). Se encuentra disponible desde la versión 80.0.338.0 y por defecto viene desactivada.

Con esta función trata de impedir la instalación de aplicaciones no deseadas

Para su activación hay que acudir a Configuración / Privacidad y servicios, y debajo de servicios activar la opción Bloquear aplicaciones potencialmente no deseadas. A partir de entonces, Microsoft Edge bloqueará la ejecución de todas aquellas aplicaciones que puedan ser susceptibles de contar con otras aplicaciones no deseadas.

No obstante, este mecanismo también permite hacer excepciones ante aquellas descargas que puedan ser potencialmente maliciosas pero en la que los usuarios estén bastante seguros de que lo que han descargado es verdaderamente lo que quieren tener, ya sea porque confían en la web donde lo hayan descargado, entre otros posibles motivos.

Para ello, en lugar de borrar, podrán elegir la opción de Mantener / Mantener de todos modos a través de los sucesivos cuadros de diálogo. Pero es más, también pueden informar a Microsoft de que la aplicación marcada erróneamente como PUA es en realidad una aplicación con buena reputación.

Y no sólo los usuarios, también los propietarios de sitios web o aplicaciones se pueden poner en contacto con la compañía para que un equipo revise las peticiones realizadas, y en su caso, eliminar la posible marcación de PUA que haya determinado la nueva función, teniendo en cuenta que lo que se busca realmente es que las aplicaciones realicen patrones definidos para ser marcadas como potencialmente no deseadas.

Por su parte, los administradores de redes informáticas de las empresas también tienen la posibilidad de activar esta función a todos los equipos con Microsoft Edge que consideren oportunos. Para ellos, disponen de una documentación empresarial que podrán consultar.

Crédito de la imagen: Microsoft