ByteDance baraja vender participaciones de TikTok ante las preocupaciones de los Estados Unidos

Publicado el

Si hay una plataforma social que haya destacado este 2019 sobre el resto de plataformas sociales, esa plataforma es, sin duda, TikTok, perteneciente a ByteDance, con sede en Beijing, China.

Pero pese a la popularidad de la aplicación, sobre todo, entre un público mayormente joven, el gobierno estadounidenses la tienen en el punto de mira hasta el punto de que recientemente fue prohibida de los teléfonos oficiales de los miembros de las Fuerzas Armadas, aludiéndose a motivos de seguridad, por el hecho de que la compañía matriz tiene su sede oficial en China, y dada las relaciones entre Estados Unidos y China, desde los Estados Unidos ven con malos ojos todo aquello que tenga relación o vínculos con China.

Buscando una solución para mantener TikTok a salvo del conflicto

Ante esta situación, desde ByteDance están barajando opciones para que las malas relaciones con los Estados Unidos no afecte al negocio de la popular aplicación de vídeos cortos. Entre otras posibilidades, se baraja la venta de una participación mayoritaria a inversores financieros, incluyendo a SoftBank Group Corp., Sequoia Capital y Susquehanna International Group, según ha podido conocer Bloomberg en base a fuentes cercanas a las conversaciones, aunque de momento no se ha tomado una decisión formal al respecto.

La posible venta permitiría a la compañía una importante recaudación de más de 10 mil millones de dólares antes la posibilidad de que pueda perder valor en el mercado, debido a las relaciones entre ambos países, aunque desde ByteDance prefieren seguir manteniendo todo el control de la plataforma, dada su potencialidad económica y popular, por lo que también se barajan otras opciones como una defensa legal agresiva.

TikTok se defiende de que nunca han estado influenciados por ningún gobierno extranjero, incluso tampoco por el gobierno chino, aunque aparecieron evidencias de censura, como la sufrida por una joven estadounidense a finales del pasado mes de noviembre, por criticar la actitud de China en un vídeo, lo que le ha valido el bloqueo de su cuenta, y dado el revuelo generado, la joven volvió a recuperar su cuenta y TikTok se defiende de que se debe a un error humado de moderación en los Estados Unidos.

Ante las informaciones conocidas por Bloomberg, la citada publicación preguntó por a la compañía, a lo que un representante señaló lo siguiente: «Estos rumores son completamente inútiles».