La bicicleta eléctrica pensada para llevar a niños por la ciudad

Publicado el

bicicleta niños

Llevar a nuestros hijos en el sillín de atrás de las bicicletas es cosa del pasado, ahora hay opciones más modernas, y caras, para algo así.

Una de las alternativas más llamativas es la que presentan en la bicicleta eléctrica Babboe Slim Mountain, con un diseño realmente original.

La pequeña rueda delantera está controlada por un sistema articulado. De hecho, la primera vez que subamos a la bicicleta, debemos ajustar su filtro para tener en cuenta dónde está la rueda delantera y cómo se dirige la bicicleta. Antes de ella tenemos un banco acolchado que ocupa casi toda la bici, con dos cinturones de seguridad para niños. En la parte inferior del área de carga hay una cubierta de madera, todo pensado para acomodar fácilmente a dos niños en edad escolar primaria.

El vehículo tiene un precio de más de 3.000 euros, impulsado por un motor PW mid drive de Yamaha, y con batería debajo del banco, en la parte delantera de la bicicleta. Hay un control remoto simple pero fácil de usar en el manillar brinda acceso a cuatro niveles de asistencia diferentes, con información sobre la velocidad y la batería (de 400 Wh). También controla la iluminación.

Al ser una bicicleta pesada, el motor tiene mucho trabajo que hacer, por lo que no esperéis velocidad. La asistencia es muy útil, pero no hace magia, por lo que si la cuesta es empinada, con dos niños encima, habrá que realizar esfuerzo adicional, no podemos dejarlo todo en manos del motor.

Babboe Slim Mountain

En lo que se refiere a autonomía, tiene entre 30 y 60 km, depende mucho de la carga y del recorrido. La batería puede extraerse y cargarse fuera, por lo que si hay que llevar a los niños al colegio y dejar la bici allí, podemos llevarnos la batería al trabajo para cargarla para la vuelta, en caso de que sea necesario.

Dejan claro que es una bici para llevar niños, no para llevar cajas ni otros objetos. No podemos quitar el asiento del banco porque la batería se encuentra debajo de él, y poner cargas encima del banco no es la mejor idea.

Aunque igual no es la opción más práctica que hemos visto, es un ejemplo de cómo se está moviendo la industria para encontrar alternativas al coche. Hoy es la Babboe Slim Mountain, y si el concepto tiene éxito, mañana serán otras 10 opciones diferentes.

Podéis ver los detalles en babboe.co.uk.