3 motivos por los cuales a Google no le gusta tu vídeo de Youtube

youtube

Si tenéis un canal de Youtube seguramente en algunas ocasiones habréis visto un mensaje del tipo “no podemos poner anuncios porque a los anunciantes no les gustará tener publicidad en él”. Eso es normal si el contenido incita al odio, si tiene contenido para adultos, si trata de acontecimientos controvertidos y sucesos traumáticos, si en él se habla de drogas, si se divulgan actividades peligrosas… en fin, los asuntos obvios que todos ya conocemos.

El problema es cuando recibimos el santo mensaje y nuestro contenido no tiene nada raro, nada fuera de lo común. Eso pasa millones de veces por día, y a veces es un error del sistema de Youtube, por lo que se hace necesario solicitar una revisión manual para que analicen si realmente existe algún problema con el vídeo.

Por desgracia, muchas veces, después de la revisión manual, seguimos recibiendo el mensaje de:

Después de revisar manualmente tu vídeo, hemos confirmado que no es adecuado para todos los anunciantes. Por tanto, seguirá mostrando un número limitado de anuncios o ninguno […] El vídeo se puede seguir reproduciendo y aún es apto para obtener ingresos con las suscripciones de YouTube Red

Ahí es cuando nos quedamos a cuadros sin entender nada.

El caso es que sí puede haber algún problema, pero no en el contenido del vídeo, y aquí os comentamos tres ejemplos:

Un uso excesivo de mayúsculas en título y/o descripción. Aunque muchos dicen que no afecta, y que pueden usarse sin problemas, o que incluso es bueno para llamar la atención, un uso excesivo en determinadas palabras puede ayudar a que Youtube decida que no es apto para la monetización. No es lo mismo un título “Peguemos juguetes para dárselos a los niños” que “PEGUEMOS juguetes para dárselos A LOS NIÑOS”, ya que en el último caso un usuario podría leer solo “PEGUEMOS A LOS NIÑOS”.

Enlaces en la descripción. Poner uno o dos enlaces a fuentes con prestigio no tiene ningún problema, pero poner una larga lista de links a sitios que Google desconoce, o a extensiones de Chrome desconocidas, puede ser suficiente. Hay que evitar poner muchos links, y en caso de tener mucho, centralizarlos en otro sitio fuera de Youtube y dejar que bajo el vídeo solo haya una referencia, no 20.000.

– Algunas capturas durante el vídeo. Es posible que nuestro vídeo use capturas de pantallas de otros sitios, y también es posible que dentro de esas capturas haya contenido no deseado por Youtube. Es importante analizar con lupa las capturas que realizamos, y aplicar efecto mosaico en zonas sensibles para que no haya problema de censura en ningún momento.

Estos son tres motivos que muchas veces pasan desapercibidos, y que vale la pena revisar antes de que nuestro vídeo tenga 20.000 visitas y no genere sus poquitos euros correspondientes.

Jahel Cuaresma

Especialista en cámaras, móviles y edición de vídeo, trabajo con tecnología desde que tengo memoria. Soy el responsable por la edición de los vídeos de WWWhatsnew, hago los guiones de Youtube y escribo con frecuencia sobre las noticias que más llaman la atención en este sector.