¿Qué hago si mi móvil no carga?

batería móvil

En la actualidad los móviles se han convertido en un elemento de bastante utilidad para nosotros. Por lo que su uso constante, a largo plazo genera problemas con la batería. Este es uno de los problemas más frecuentes que suelen presentar los móviles. De un momento a otro la batería deja de cargar, como de costumbre y esto puede generarse por varias causas.

Es posible que la solución sea cambiar de cargador, pero si resulta que nuestro cargador está funcionando correctamente, puede ser un problema de software. Aunque antes de adelantarnos a los hechos, hablaremos sobre algunas recomendaciones y soluciones simples que podemos poner en práctica, si nuestro móvil no carga.

Comprobar el cable de carga

En primer lugar debemos asegurarnos que el cable USB de nuestro móvil, el que conectamos a la corriente, esté en buen estado. Este suele ser el componente del cargador más propenso a sufrir daños. Ya que lo enrollamos o lo doblamos, lo que va afectando su funcionamiento a largo plazo. Podemos verificar si este dejó de funcionar si al usar otro cable USB el móvil comienza a cargar nuevamente.

Comprobar el adaptador

Si ya verificamos que el problema no es nuestro cable, debemos proceder a comprobar el adaptador. Estos suelen dejar de funcionar por sobrecalentamiento o subidas de alto voltaje. Puede que nuestro adaptador, tenga un cable interno quemado o es posible que la conexión USB se haya roto. Si al conectar nuestro cable USB a otro adaptador o al PC, el móvil comienza a cargar, quiere decir que el adaptador se ha dañado.

Comprobar el puerto de carga

Este es otro de los elementos que, por causa de la presencia de polvo o los intentos fallidos al enchufar el cable al revés, puede generar problemas. También el constante uso que le damos al celular mientras éste se carga, ocasiona que el puerto de carga se mueva y no logre hacer contacto correctamente con el cargador.

Para lograr enderezar el puerto de carga procedemos a apagar el celular, quitamos la batería (en caso de ser extraíble). Luego con algo muy fino, como un alfiler, lo metemos en el puerto para enderezarlo. Cabe mencionar que debemos tener muchísimo cuidado con este procedimiento porque podríamos causar daños irreparables. Seguidamente colocamos la batería y comprobamos el funcionamiento del móvil.

Comprobar los enchufes

¿Y si el problema no está en el móvil, ni en el cargador? Puede ser una falla en el enchufe en el que acostumbramos a cargar el móvil. Debemos comprobar que nuestro cargador funcione en otra toma de corriente. Si al cambiar la fuente de corriente, nuestro móvil comienza a cargar nuevamente, es momento de desmontar el enchufe.

Comprobar el estado de la batería

Después de haber verificado los puntos anteriores, lo que prosigue es evaluar el estado de nuestra batería. Puede que la batería esté muriendo, lo que causa que el móvil no cargue. Si ésta presenta abultamientos o está derramando fluidos, indica que nuestra batería se ha dañado. Sí la batería no es extraíble, lo mejor es que lo llevemos al servicio técnico.

Comprobar el sistema operativo

Si ya verificamos que la falla no está en los elementos antes descritos, todo indica que se debe a un problema con el software. Lo primero es verificar las aplicaciones que están consumiendo mucha energía, por lo que debemos revisar el consumo de cada una. Otra posible causa puede ser una reciente actualización de software. En estos casos es conveniente desinstalar aquellas aplicaciones que no usamos y gastan demasiada energía. En el mayor de los casos si la nueva actualización es muy pesada para nuestro móvil, lo más conveniente es que reiniciemos nuestro celular a modo fábrica, previamente haciendo un respaldo de la información.

Estas son las soluciones que debemos poner en práctica si nuestro móvil ha dejado de cargar, pero si ninguna de ellas funciona, hay que ir al servicio técnico.

Imagen superior de depositphotos

Wendy Duran