Playdate, una consola de videojuegos realmente diferente

Publicado el

Playdate
Un prisma rectangular amarillo de 74  ×  76  ×  9mm con una pantalla de 2,7 pulgadas y una manivela al lado, eso es lo que ha presentado la empresa Panic, su consola Playdate.
Se trata de algo realmente diferente a todo lo que hemos visto en el mundo de los videojuegos, un pequeño dispositivo tipo Game Boy con una pantalla en blanco y negro y una curiosa manivela para controlar juegos desarrollados por desarrolladores independientes, como Keita Takahashi y Zach Gage.
La manivela no alimenta la batería, es una opción de control de movimiento de linea de tiempo en los juegos, y la pantalla es bastante sofisticada, no tiene líneas de cuadrícula ni borrosas, es extremadamente nítida y clara, y tiene una resolución mucho más alta que en una Gameboy.
Cuenta con Wi-Fi, Bluetooth, USB-C y un conector para auriculares con un sistema operativo personalizado creado por Panic, y tiene una batería que se recarga con el puerto USB-C y que puede durar «bastante» (no han especificado cuánto). El hardware fue diseñado en colaboración con Teenage Engineering, empresa sueca reconocida por sus sintetizadores.
Los juegos vienen por temporadas. Tendremos 12 títulos, cada uno diseñado específicamente para Playdate, y se irán desbloqueando con el tiempo (uno nuevo cada semana, parece ser). Panic ha reunido a un equipo de creadores independientes para diseñar experiencias para el dispositivo. El primer juego que se desbloquea se llama Crankin’s Time Travel Adventure, y está diseñado por el creador de Katamari Damacy, Keita Takahashi. En dicho juego se usa la manivela exclusivamente para controlar el flujo del tiempo, hacia atrás y hacia adelante, para que el protagonista llegue a su cita con Crankette mientras evita una serie cada vez mayor de obstáculos. Aquí lo tenéis en vídeo:

Estará disponible a principios de 2020, y costará 149 dólares, pero aún no se sabe en qué países.