Drones que entregan órganos humanos

Publicado el

drone
Cuando se espera un transplante, los segundos cuentan, y nada más rápido que un drone por la ciudad entregando paquetes.
El problema es que no es lo mismo entregar manzanas en una caja de cartón que un riñón, motivo por el cual en la Universidad de Maryland han tenido que hacer un drone a medida para esta tarea.
Así es, con un drone personalizado se entregó un riñón este mes a una mujer de Maryland que había esperado ocho años por un trasplante. Fueron unos 5 km de recorrido, pero es el primer paso para demostrar que sí es viable.
El proyecto fue liderado por el Dr. Joseph R. Scalea, quien sabe que una vez extraído un órgano de un paciente, pierde «calidad» por cada segundo que pasa. Trabajaron con colegas de aviación e ingeniería en la universidad, así como con la Fundación Living Legacy de Maryland, que supervisa las donaciones de órganos.

El drone utilizado en la prueba tenía hélices y motores de respaldo, baterías duales y un paracaídas, y voló a una altura de unos 122 metros. Dos pilotos en tierra lo monitorearon usando una red inalámbrica, y estaban preparados para anular el plan de vuelo automatizado en caso de emergencia. El drone también tenía dispositivos incorporados para medir la temperatura, la presión barométrica y las vibraciones, entre otros indicadores.
Antes del vuelo final, el drone voló más de 700 horas en 44 vuelos de prueba. El ejercicio permitió al equipo superar los obstáculos logísticos y regulatorios involucrados en el transporte de un órgano, y ahora se centrará en volar «más lejos y más rápido».
Un primer paso que puede salvar muchas vidas.