Catéter robótico circulando por un corazón sin ayuda humana

Publicado el

robot en corazón
Con el objetivo de cerrar fugas en los corazones, un catéter robótico ha conseguido navegar de forma autónoma por dentro del corazón de varios cerdos vivos, llegando a su objetivo, sin ayuda humana, en el 95% de los casos.
No es la primera vez que se prueba un catéter robótico, pero sí es la primera que vemos cómo él consigue localizarse dentro del corazón y avanzar sin ayuda hasta el lugar del problema, algo que ha conseguido gracias a un sensor LED y táctil que iba tocando las paredes para saber exactamente dónde está y a dónde debe dirigirse, como si estuviéramos intentándolo en nuestra casa con los ojos cerrados.
Para conseguirlo se entrenó al sensor con miles de imágenes internas de corazones, de forma que con su pequeña cámara conseguía identificar el lugar en el que se encontraba gracias a la Inteligencia Artificial. Una vez llegaba al destino, el cirujano asumía el control para cerrar la fuga.
Este 95% de acierto es semejante al que consigue un cirujano con experiencia, por lo que la técnica podría ayudar a que en unos cinco años se puedan realizar operaciones semejantes en seres humanos y permitir que el cirujano haga otras tareas mientras el sensor llega a su destino dentro del corazón del paciente.
El estudio y la experiencia ha sido publicado en robotics.sciencemag.org, donde lo resumen indicando que, aunque todos los procedimientos mínimamente invasivos implican navegar desde una pequeña incisión en la piel hasta el lugar de la intervención, no se había demostrado previamente cómo se puede realizar esto de manera autónoma.
La navegación autónoma dentro del cuerpo humano sí es posible, incluso dentro de un corazón latiendo, usando visión háptica, un sentido híbrido que utiliza imágenes para la identificación de la superficie basada en el tacto y la detección de la fuerza, para lograr un seguimiento de la pared dentro del corazón lleno de sangre, un avance que puede salvar muchas vidas dentro de poco tiempo.