Conoce a Daisy, el robot de Apple que reciclará tu viejo iPhone

Publicado el

daisy apple

Como parte del propósito a largo plazo fijado por Apple para implementar la utilización de materiales reciclados y renovables en la fabricación de sus productos, la compañía ha tomado acciones para orientar sus esfuerzos hacia el cumplimiento de este objetivo.

Para ello Apple está brindando a sus usuarios la oportunidad de deshacerse apropiadamente de sus iPhones cuando estos ya no funcionen.

Esto se conseguirá a través del desarrollo de un robot conocido como Daisy, cuyas características y capacidad de trabajo le permiten desmontar un total anual de 1,2 millones de iPhones (un promedio de 200 teléfono por hora), aprovechando sus materiales y clasificándolos con el fin de que sean usados posteriormente en la fabricación de nuevos dispositivos.

Tomando en cuenta este rendimiento, Apple creó después otro robot para duplicar el número de dispositivos reciclados los cuales, gracias a nuevas actualizaciones, cuentan con la capacidad para separar los componentes de 15 tipos diferentes de iPhones.

Esto representa un hito para Apple ya que los esfuerzos de Daisy constituyen un nuevo paso para la compañía en el aprovechamiento de materiales reciclados para formar parte de otros productos, como el MacBook Air para el cual se usa el aluminio extraído del iPhone desechado.

Añadido a esto, Apple también está llevando a cabo acciones para incentivar a sus clientes a que formen parte de su campaña de reciclaje proporcionándoles el medio para hacer llegar a Daisy sus iPhones viejos o dañados. Esto a través de centros de recolección ubicados en tiendas Best Buy de Estados Unidos y tiendas minoristas KPN ubicadas en los Países Bajos, las cuales se encargan luego de enviar estos dispositivos a la compañía para ser desmontados por Daisy.

Los clientes también tendrán la posibilidad de entregar su iPhone acudiendo a las tiendas de Apple o por medio de su programa en línea Trade In.

Por otra parte, Apple también está planeando abrir un “Laboratorio de Recuperación de Materiales” , el cual ejercerá operaciones en Austin Texas en una extensión de 800 metros cuadrados, donde se llevaran a cabo proyectos enfocados en implementar maneras innovadoras de reciclar mediante el uso de la robótica.