China utiliza la inteligencia artificial como medio para “cazar” a una minoría

china

Empresas nacionales en China han traspasado los límites de la ética que rige la privacidad en el mundo de la tecnología al desarrollar algoritmos para facilitar al gobierno la búsqueda de un grupo minoritario musulmán conocido como uigures.

A través de documentos desclasificados, así como entrevistas, se ha revelado un plan por parte de las autoridades para llevar a cabo un rastreo y monitoreo de toda la población uigur establecida en china a través de un sistema basado en una avanzada tecnología de reconocimiento facial.

Esto marca un precedente al ser el primer ejemplo del uso intencional dado a la inteligencia artificial para crear perfiles raciales al sacar provecho de la tecnología de reconocimiento facial para cumplir este propósito, tal y como comentan en nytimes.

La misma ha sido implantada en extensas redes de cámaras de vigilancia expandidas a lo largo de todo el territorio chino, brindando un registro del desplazamiento que los uigures llevan a cabo en distintas ciudades y poblados ubicándolos gracias a la detección de sus rasgos hecha por este sofisticado sistema de reconocimiento facial.

Este modalidad de vigilancia a la cual está sometida la población china para localizar esta minoría podría darle todo un nuevo enfoque al termino cacería humana.

Personas involucradas en el proyecto y que exigieron ser mantenidos en el anonimato ofrecieron información detallada acerca de la manera como es empleada la tecnología de reconocimiento facial para vigilar a los 11 millones de uigures que habitan en china.

Yitu, Sense Time, Megvii y Cloudwalk, empresas chinas especializadas en inteligencia artificial, son las responsables tras el desarrollo del software el cual sirvió como remplazo al servicio de reconocimiento que ofrecía Hikvision, otra empresa china, el cual tenía poco alcance y que fue descartado en 2018.

Actualmente las autoridades chinas están utilizando el ADN de las personas como parte de sus estrategias para efectuar el seguimiento de los uigures en Xinjiang, región occidental en la cual se concentra la mayor población de esta minoría, usando esto como complemento al sistema de reconocimiento facial que se encuentra extendido en todo el país.

Imagen de depositphotos

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.