¿Realmente es buena idea comprarme un móvil usado?

Publicado el

móvil viejo

La venta de móviles usados se ha vuelto más frecuente. Pero ¿Sería una buena idea adquirir un teléfono de segunda mano? Quizás nos encontremos en un momento, en el que queremos cambiar de móvil por uno más reciente, pero nos encontremos con los duros precios del mercado y no contemos con los recursos suficientes para adquirir uno nuevo de paquete. Por ello recurrimos a móviles de segunda mano.

Antes de llevar a cabo una compra de un teléfono de segunda mano, es más que necesario que tengamos en cuenta ciertos aspectos. Esto debido a que es sabido que en ocasiones estas ventas no tienen el resultado que uno espera. Terminan siendo una estafa, lo que nos conlleva a ser muy cuidadosos con este asunto. Por lo que haremos una lista con los consejos a tomar en cuenta.

Consejos a tener en cuenta al comprar un móvil usado

  • Verificar el producto: lo primero de todo es asegurarnos que el dispositivo que vamos a adquirir esté en óptimas condiciones. Que el producto sea lo prometido.
  • Pedir el máximo de fotos identificada del móvil, con todos los ángulos (en caso de que la compra sea por Internet).
  • Preguntar acerca de los accesorios y la caja del móvil, para saber con certeza lo que viene con el móvil, antes de efectuar la compra.
  • Asegurarnos de que el vendedor nos ofrezca todas las garantías, para una compra segura. Si el móvil tiene menos de dos años, está cubierto por garantía. La garantía de un móvil de segunda mano afecta notablemente el costo del celular.
  • Acordar con el vendedor de que la compra sea directa, es decir de persona a persona.
  • Siguiendo el consejo anterior, acordar el encuentro en un lugar público, como una plaza o centro comercial.
  • En caso de que el móvil posea batería extraíble, debemos pedirle al vendedor que extraiga la carcasa y la batería. Así comprobamos que este en buen estado y que no haya marcas de agua.
  • Algunos móviles están fabricados con materiales sensibles a la humedad, que cambian de color si el terminal ha sido sumergido en agua. Debemos corroborar esta información y en caso de que sea afirmativo, optemos por no comprarlo.
  • En caso de realizar la compra por Internet, verifiquemos la reputación del vendedor en foros, ver lo que opinan otros clientes, si tiene muchos votos positivos. Si no conseguimos acreditar la reputación de vendedor, es mejor no fiarnos.
  • Es necesario que nos muestren la factura del teléfono y nos corroboren que es legal. Además los móviles vienen con un papel más importante que permite saber si el terminal esta liberado o no. Si el vendedor no puede darnos la factura, debemos pedirle una garantía personal. Si éste no accede, ya queda a nuestra decisión si nos arriesgamos o no.
  • A la hora de realizar el pago, evitemos hacer adelantos. A menos que lo hagamos con un medio que tenga constancia o dónde el dinero pueda ser recuperado, como PayPal.
  • Debemos verificar que el celular no sea robado. Con un iPhone no es tarea difícil saberlo. Ya que Apple tiene una página llamada Activation Lock, que nos dice si el dispositivo se encuentra bloqueado simplemente introduciendo su código IMEI. Si el vendedor es el dueño, no debería tener problemas con mostrárnoslos. En caso de que sea un Android podemos probar con International Numbering Plans.

Estos son los consejos principales a tomar en cuenta a la hora de comprar un móvil usado. Si tenemos dudas con respecto a la compra, es mejor no efectuarla. Siempre habrá más opciones en el mercado. Por lo que tener lo que necesitamos no se volverá algo imposible.