Una impresora 3D de Kodak controlada por una Raspberry Pi

impresora 3D Kodak

Kodak ha sido una marca de extrema importancia en el mundo de la tecnología, pero desde hace tiempo ha permanecido en las sombras tanteando diferentes nuevos modelos de negocio. Ahora le toca el turno a la impresión 3D, donde ya ofrece una gama de modelos más económicos para diseñadores, aficionados, escuelas y consumidores.

Kodak y Smart International, la compañía que otorga el nombre de Kodak para la impresión 3D, han lanzado una impresora 3D que funciona con una Raspberry Pi 3, la 3D Kodak Portrait, la primera impresora 3D con la marca Kodak desde que las compañías anunciaron un acuerdo de licencia en octubre pasado.

Se trata de una impresora de 3.500 dólares controlada por una Raspberry Pi 3 que ejecuta 3DPrinterOS basado en Raspbian. La impresora 3D cuenta con una pantalla táctil a color de cinco pulgadas con la marca Kodak y se puede acceder a ella a través de Wi-Fi, puerto Ethernet y USB.

El dispositivo Kodak se puede registrar en la nube 3D de Kodak, que se utiliza para cargar, compartir y ajustar objetos. También hay una cámara para controlar remotamente los trabajos en curso.

La impresora emplea luces LED para mostrar su estado. Si vemos luz azul, es que está lista para trabajar, naranja es porque está calentando, y blanco es porque está imprimiendo.

Además de la impresara, también venden filamentos 3D de la marca Kodak de diferentes materiales.

Según Kodak, la impresora 3D está dirigida al mercado profesional, compitiendo así con cientos de modelos. Destaca, eso sí, con un volumen de impresión superior a la media, de 10 litros.

Podéis conocer más detalles de esta impresora en smart3d.tech y en este PDF.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.