Esta IA crea huellas dactilares que pueden engañar a los sistemas biométricos

Huellas dactilares

Investigadores de la Universidad de New York desarrollaron una red neuronal que puede crear huellas dactilares falsas, que podrían convertirse en el talón de Aquiles de los sistemas biométricos actuales.

Los investigadores han entrenado a la IA utilizando imágenes reales de huellas dactilares parciales, para que puede generar su propia versión de huellas. Estas fueron revisadas, modificadas y puesta a pruebas, alcanzando una tasa de acierto de hasta un 77%.

Para conseguir que esta dinámica funcione, DeepMasterPrints, como llaman a estas huellas dactilares falsas, aprovechan una punto débil en la dinámica de la mayoría de los sistemas biométricos, que detectan  impresiones parciales de las huellas, sin llegar a trabajar con una imagen completa. Es decir, no leen toda la huella dactilar completa, sino que simplemente analizan la parte del dedo que apoya en el escáner.

Así que, para comprobar que es la huella del usuario, los sistemas biometricos no necesitan combinar todas las impresiones parciales, sino simplemente corroboran que coincida con una de las muestras guardadas. Esto aumenta las posibilidades de que pueda coincidir con alguna impresión parcial generada artificialmente.

Por otro lado, los investigadores saben que las huellas dactilares comparten muchos atributos, sin dejar de ser únicas. Teniendo en cuenta estos dos aspectos, entrenaron a la IA para generar huellas dactilares artificiales, combinando atributos,  abarcando la mayor cantidad posible de huellas dactilares. Y, como resultando, esta IA puede proveer de huellas dactilares falsas que funcionan como una llave maestra.

Un detalle interesante de esta investigación, es que estas huellas creadas artificialmente no solo pueden engañar a los sistemas biométricos, que la tomaran como autenticas, sino que también se verán reales para el ojo humano.

Miriam Schuager