Lo que no debes hacer si estás recién graduado en marketing y publicidad

Publicado el

Cosas que no debes hacer como recién graduado de marketing y publicidad

Imagina que ya la universidad ha quedado atrás y estás preparado para darle con toda en el mundo de marketing y publicidad. Seguro que la fiebre está a millón y estás como loco tratando de dar lo mejor de ti. Así­ que para que aumentes tus posibilidades de desempeñar un buen trabajo en el medio, a continuación podrás ver las cosas que debes evitar como nuevo en el área.

Disminuir la posibilidad de cometer errores es vital para destacar del resto. Por ende, recuerda tener en cuenta cada cosa que no debes hacer si eres un recién egresado.

No aprovechar las oportunidades, por muy pequeñas que sean: estás empezando y necesitas comenzar a destacar como sea y donde sea. Así­ que como primera recomendación, procura aprovechar las primeras oportunidades brindadas por un amigo, un colega o un extraño que trabaje en el medio. Un puesto de ayudante, operador o algo similar puede ser el inicio a un abanico de posibilidades.

No estar atento a las nuevas tendencias en diversas áreas: la mercadotecnia, la publicidad y todo lo que concierne al mundo de las redes sociales y las ventas cambian constantemente. La forma en la que se vende, en la que se estudia al mercado y cómo funciona el mismo cambia rápidamente, así­ que como novato o recién graduado, no cometas el error de desinformarte esperando al futuro.

Dejar de aprender más en el tema: los estudios no acaban con una licenciatura. A dí­a de hoy encontramos máster, postgrados, intensivos, cursos o demás programas que se especializan en un área especí­fica del marketing o publicidad. No todos son gratuitos, pero qué mejor que invertir en lo que nos dedicaremos para ir destacando desde el comienzo.

Ponerse a exigir altos sueldos: los sueldos vienen con las responsabilidades y los puestos de trabajo. Así­ que si no llevas ni 1 año de experiencia, no puedes solicitar mayor salario o carecer de humildad para aceptar lo que te corresponde. Esta puede ser una delgada lí­nea entre la explotación y el sueldo normal.

Eliminar los trabajos universitarios más importantes: otro gran error es deshacerte de los documentos y demás trabajos universitarios por pensar que no los necesitarás. Si los guardas en buen lugar podrás recurrir a ellos para dudas o para utilizarlos como referencias.

Comparte en: