Facebook crea tecnologí­a basada en la I.A. para luchar contra la explotación infantil en lí­nea

Publicado el

Facebook-730x4581-730x458

Facebook Inc es una compañí­a comprometida con el bienestar de los menores, sumando constantemente esfuerzos para combatir la explotación infantil en lí­nea, desarrollando programas de seguridad y recursos educativos en colaboración con más de 400 organizaciones en todo el mundo, a lo que suma el desarrollo de tecnologí­as que persiguen el mismo fin, y que hoy la compañí­a ha querido compartir de la mano de Antigone Davis, Directora Global de Seguridad de Facebook.

A este respecto, señala en un nuevo comunicado que, durante el pasado año, han desarrollado una nueva tecnologí­a contra la explotación infantil en lí­nea, en la que además de usar la tecnologí­a de emparejamiento de fotografí­as, también está utilizando capacidades de inteligencia artificial y aprendizaje automático para la detección proactiva contenidos sobre explotación infantil previamente desconocidos a la hora de subirlos.

Señalan que utilizan esta y otras tecnologí­as para una identificación más rápida de estos contenidos en su plataforma, informando además a la propia NCMEC (National Center for Missing and Exploited Children), y buscando también cuentas de usuario que puedan causar perjuicio a los menores en Facebook (Facebook permite menores desde los 13 años en adelante) para su eliminación y evitar problemas mayores.

Bajo la premisa de impedir contenidos de explotación infantil, e incluso llegando a abarcar casos que aparentemente puedan ser inofensivos, ponen el ejemplo de fotografí­as donde se vean niños en el baño, la compañí­a señala haber eliminado unos 8,7 millones de contenidos solo en el último trimestre, donde el 99% han sido eliminados sin necesidad de que ningún usuario haya informado de ello, aunque también han eliminado cuentas de usuario que suben habitualmente este tipos de contenidos.

El siguiente paso será unirse a otras compañí­as tecnologí­as para el desarrollo de tecnologí­as que pondrán a disposición de compañí­as más pequeñas para prevenir la explotación infantil en lí­nea.