Google lanzará nuevas opciones de licencias para dispositivos Android en la Unión Europea

Publicado el

Android-Pie

Igual recordaréis el extenso comunicado emitido el pasado mes de julio por Google para defender el modelo de negocio del sistema operativo Android frente a la multa impuesta por la Comisión Europea de la Competencia por abuso de posición dominante.

Google viene ahora a anunciar, por un lado, a que han llevado a cabo la presentación de su apelación a la decisión de la Comisión ante el Tribunal General de la Unión Europea durante la pasada semana, y de manera simultánea, aplicará cambios que acuerdos de licencias con los fabricantes de teléfonos con el objetivo de cumplir con dicha decisión, informando de ello también a la propia Comisión Europea.

En primer lugar, permitirá que los fabricantes de teléfonos inteligentes bajo Android que quieran distribuir aplicaciones de Google también tendrán la posibilidad de desarrollar teléfonos inteligentes y tabletas «no compatibles o bifurcados» destinados para su venta en Europa.

En segundo lugar, los fabricantes de teléfonos Android podrán obtener la licencia del conjunto de aplicaciones móviles de Google por separado de la aplicación de Búsquedas o del navegador Chrome de Google. A este respecto, lanzarán un nuevo acuerdo de licencia de pago para teléfonos y tabletas Android destinados a Europa. Añaden además que Android seguirá siendo gratuito y de código abierto.

En tercer lugar, se ofrecerán licencias por separado para la aplicación de Búsquedas y para Google Chrome. En relación a este punto, también lanzarán nuevos acuerdos comerciales con los socios para la pre-instalación no exclusiva de la aplicación de Búsquedas y de Google Chrome.

Google ha marcado la fecha del 29 de este mes para la entrada en vigor de las nuevas opciones de licencias para teléfonos y tabletas Android destinados al mercado europeo, trabajando desde ya con los diferentes socios para llevar a cabo la migración a los nuevos acuerdos a lo largo de los próximos meses.

Con ello, Google quiere zanjar definitivamente la disputa que mantiene con la Comisión Europea respecto a la polémica con su sistema operativo móvil.