Crean herramienta capaz de redirigir el tráfico de Internet para evitar pasar por ciertos paí­ses

Publicado el

monitor

Ya sabemos la importancia que ha ido adquiriendo la privacidad, a raí­z de que Edward Snowden revelase que las autoridades gubernamentales de EE.UU. vigilaban las comunicaciones de los usuarios a través de importantes servicios de Internet.

Esto ha llevado consigo la aparición de nuevas herramientas de comunicación independientes que garantizan la privacidad y seguridad de las comunicaciones los usuarios, sobre todo, frente a los intentos de control por parte de cualquier agencia gubernamental.

Además, otros paí­ses también han llevado a cabo iniciativas para tratar de evitar que el tráfico pasase por diferentes lugares del mundo, especialmente Estados Unidos, pero también de lugares Europa, entre otros, para evitar posibles acciones de espionaje y censura de las comunicaciones.

Para ello, han ido creando infraestructuras propias para encaminar de tráfico de Internet, aunque no han tenido mucho éxito en su intento de evitar que el tráfico pasase por determinados lugares. Todo ello se ha visto reflejado en un estudio que han llevado a cabo unos investigadores de la Universidad de Princeton, viendo que el tráfico pasa a nivel general a través de una serie de paí­ses dominantes.

Fruto de este interesante estudio, crearon un sistema al que bautizaron como RAN (Region-Aware Networking), una herramienta que permite a los usuarios evitar que el tráfico pase por determinados lugares del mundo. Si bien, no es 100% efectivo, sí­ que se ha visto un aumento de enrutamientos del tráfico que evitaron pasar por lugares que se han querido evitar.

Según Techxplore, se aumento significativamente el porcentaje de rutas a los 100 mejores sitios web que evitaron paí­ses en concreto en la mayorí­a de los casos, apuntando a que sin los retransmisores del sistema RAN, en Kenia, el 50% del tráfico pudo evitar por Gran Bretaña, mientras que con el sistema, el tráfico pudo evitar pasar por Gran Bretaña en un 97%.

Además, el sistema RAN también diminuyó moderadamente las rutas «troming», esto es, rutas de tráfico con origen y destino en el mismo paí­s pero que pasa por otros paí­ses. Los investigadores creen que el tráfico por Estados Unidos es inevitable que pase, aunque con más retransmisores en la red, podrí­a mejorar la capacidad de evitar que el tráfico pasase por los Estados Unidos.