8 apps que tus hijos no deberían tener en el móvil

Apps no aptas para tus hijos

En la actualidad tenemos millones de aplicaciones que pueden atentar contra el buen uso del móvil en nuestros hijos. Muchas veces no nos damos cuenta por las configuraciones de privacidad que hacen los menores, pero ante esto, es mejor no despistarnos y echarle un vistazo a las siguientes apps que verás a continuación; puede que alguna de ellas esté descargada en el smartphone de tu hijo.

Todas estas aplicaciones pueden afectar de una u otra manera el entorno del menor. Así que ante la duda, es mucho mejor estar atentos a esas herramientas que descargan los niños y adolescentes en sus móviles. Así que sin más tiempo que perder, pasamos a descubrir el listado con 7 de las principales aplicaciones que nunca deben estar en el teléfono de tu hijo.

Vaulty y Hide It Pro

Hide It Pro

Ambas aplicaciones sirven para esconder fotos y vídeos secretos con contenido que enfadarían a cualquier parte.

En primer lugar, Vaulty es una herramienta que funciona como una plataforma secreta para ocultar fotos y vídeos. Los archivos que se guardan en ella no aparecen en la aplicación de galería principal, y es esa una de sus principales bondades. Pero además de esta ventaja, la app puede tomarte una foto en caso de que intentes ingresar al contenido con una contraseña incorrecta.

Ahora, Hide It Pro cuenta con la particularidad de ser un controlador de música para ecualizar el volumen y otros parámetros musicales. No obstante, si presionas su icono por unos segundos, serás redireccionado a una pestaña donde se ocultan mensajes, fotos y vídeos (seguro con contenido inapropiado).

Es lógico pensar que una aplicación como esta iría de maravilla en casos laborales donde se necesita guardar un archivo con total precaución. Sin embargo, el uso va más allá del anterior.

Down

Down

Si de apps para ligar y tener encuentros sexuales se trata, Down es una de las favoritas para el público juvenil. Se trata del Tinder diseñado específicamente para encuentros sexuales con personas cercanas a la ubicación del usuario. En Google Play ya se adjudica más de 1 millón de descargas y su uso se sigue expandiendo debido a su sencillo funcionamiento.

Para entrar más en detalle, Down utiliza la geolocalización del móvil del adolescente para buscar usuarios cercanos y que ambos puedan establecer un contacto para fines de encuentros íntimos sexuales. Otro punto en contra de la aplicación es que la gente que hace vida en ella tiene que pagar constantemente para poder seguir conversando. Así que si tu hijo te pide mucho dinero, debes estar pendiente, pues esta puede ser la causa de que las mesadas se vayan más rápido de lo normal.

KiK Messenger

KiK Messenger

KiK Messenger puede ligarse un poco a la herramienta anterior. En concreto, permite enviar mensajes sin verificar la identidad de las personas que emiten los textos y archivos. Con tan solo crear un usuario el niño o adolescente puede establecer una conversación con personas de todo el mundo. Tanta es la aceptación de esta herramienta que ya cuenta con más de 100 millones de descargas.

Gracias a la privacidad y estilo de la herramienta no tienes oportunidad de ver a tu hijo hablando con extraños para planificar encuentros en persona para fines que seguro no te gustarían.

Whisper

Whisper

Con más de 5 millones de descargas en Google, Whisper es una aplicación que permite que cualquier persona exprese lo que no dice públicamente. Secretos, confesiones de todo tipo y demás historias se pueden encontrar en esta herramienta. Si tus hijos no te cuentan sus problemas, puede ser porque se desahogan por aquí.

Pero además de los típicos desahogos, hay que tener sumo cuidado con esta herramienta porque también se presta para comentarios negativos como sucesos que pueden pasar atentando contra la vida de los propios usuarios y demás gente.

Poof

El fin primero de esta herramienta es rastrear la actividad de las mascotas. Sin embargo, se ha demostrado que varios niños y adolescentes la utilizan para enviar direcciones falsas sobre donde se encuentran. Así pues, pueden despistar a los padres sobre su ubicación en tiempo real para hacerles creer que están en un sitio normal y no en uno prohibido o no apto para menores.

Secret y Yik Yak

Ambas han muerto pero todavía quedan secuelas sobre ambas plataformas. Las dos permitían realizar confesiones anónimas y cientos de personas las utilizaban para comentar sus opiniones racistas de todo tipo de raza, religión, etcétera. Si ves que tu hijo cuenta con una aplicación similar debes prohibírsela de inmediato y comentarle que el uso de ella no trae nada, absolutamente nada bueno.

La conexión a internet abre cientos de puertas con contenido explícito, y es allí donde debemos estar atentos para cerrarlas en el dispositivo de nuestros menores. Una charla el fin de semana, con los temas que a ningún padre le gusta comentarles a sus hijos (pero que es tan necesario) ayuda en gran parte a prevenir que los mismos descarguen contenido para adultos o cosas indebidas.

Estas apps han sido indicadas en el blog de Panda Security como “no recomendadas para niños”, aunque está claro que hay muchas más que deben mantenerse siempre bajo vigilancia de los adultos.

Nelson Herrera

Venezolano. Publicista y mercadólogo. Apasionado por el mundo tecnológico y todas las bondades que ofrece. Me gusta estar lo más informado posible sobre los nuevos proyectos relacionados con la tecnología, dispositivos y las cientos de aplicaciones que día a día salen a la luz pública para contribuir al desarrollo mundial.