La evolución del hosting y del diseño web desde el año 2000

webdesign 2000s

Han pasado solo 18 años desde que cambiamos de siglo, aunque desde un punto de vista tecnológico de la sensación de estar hablando de otro mundo cuando pensamos en cómo era el mundo de la informática hace tantos años.

En “aquella época” no teníamos servicios CDN, no había plugins de caché que se activaban con un click ni teníamos WordPress ni demás CMS sencillos de usar por cualquier persona. En el año 2003 se alquilaba espacio en datacenters en el Reino Unido para que ofrecieran un enchufe y un cable de red, se compraban estructuras de acero para incluir los racks que se adquirían por separado para poder alojar una web con más de 200.000 visitas diarias (como infojobs, por ejemplo), dejando que los programadores y analistas se las ingeniasen para crear sistemas de caché en consultas de bases de datos que ofrecieran un equilibrio entre lo que el visitante quería leer y lo que la infraestructura podía ofrecer.

Es cierto que era posible programar mil y un trucos para que el servidor no tuviera que acceder a los datos 5.000 veces por segundo, y que se podían crear plantillas html con “agujeros dinámicos” para agilizar la carga del contenido, pero también es cierto que los procesadores de aquella época y la memoria RAM eran de un nivel completamente diferente a lo que tenemos hoy en día en cualquier empresa de hosting.

Los servicios de caché de las plataformas CMS, así como los CDN, que replican el contenido en varios servidores de todo el mundo para no dejar toda la responsabilidad en una sola máquina, han ayudado mucho en el crecimiento de grandes proyectos web, así como servicios en la nube semejantes al AWS de Amazon, pero hay un factor que está evolucionando a gran velocidad y que debe sincronizarse con el mundo del hardware. Las tendencias del diseño.

En Cyberline Tecnologies, empresa del sector de la informática que trabaja también con diseño web en Madrid, llevan desde el año 2.000 proyectando trabajos de todo tipo en esta categoría. Premiada recientemente por su “Desarrollo de negocio en Internet de las Cosas”, nos comentan algunos detalles importantes sobre esta evolución:

“La velocidad de carga en las páginas debe mantener hoy en día un perfecto equilibrio con su diseño web. Es importante pensar siempre en la cantidad de recursos que deben cargarse para ofrecer una buena experiencia al visitante, pero sin olvidar que un segundo más de tiempo de carga puede ser decisivo en muchos casos.”

Así es, estamos en una fase en la que la velocidad de carga parece ser lo más importante a la hora de diseñar una web. Compatible con móviles y tabletas, actualizada con frecuencia, libre de banners publicitarios “incómodos” y que cargue, si es posible, en menos de 1 segundo… esos son los requisitos de la generación X, de los que quieren inmediatez en la información, de los que muchas veces buscan más preguntando en Instagram que en el propio Google.

Los gifs animados, las tablas, los colores chillones, los botones para buscar… muchos elementos han ido desapareciendo en el mundo del diseño web durante los últimos años. El ajax, la revolución de la web 2.0, las páginas responsivas y otros muchos conceptos han revolucionado la forma como consumimos Internet, y nos han hecho olvidar los diseños cuadrados con los que nacimos.

Pero no es solo el mundo del hosting y del diseño el que está cambiando a gran velocidad, también lo hace el mantenimiento informático, tal y como nos recuerdan también desde Cyberline Tecnologies. Responsables por varios de los más importantes proyectos de mantenimiento informático en Madrid, la compañía nos comenta que en muchas ocasiones los clientes solicitan unos servicios de mantenimiento de plataformas que, por no haber sido actualizadas durante los últimos años, requieren técnicas obsoletas en el mercado, y eso en muchas ocasiones puede encarecer el proyecto cuando la mejor solución podría haber sido la reformulación de la solución.

Será interesante hacer un breve repaso de estos puntos dentro de otros diez años. ¿Existirá el hosting tal y como lo conocemos hoy? ¿Tendrá sentido hablar de diseño web en un mundo que parece desembocar en el minimalismo tipo AMP? ¿Recordaremos el concepto de “responsive” con la misma añoranza que recordamos hoy a la “web 2.0”? Aquí estaremos para verlo.

Publipost

Artículo patrocinado, escrito por nuestro equipo usando las informaciones enviadas por nuestros anunciantes.