Una IA que da seguimiento a las emociones de conductores en coches autónomos

Affectiva Automotive AI es una interesante iniciativa que tiene como objetivo analizar en tiempo real, los estados emocionales de los ocupantes de un coche autónomo, con el fin de mejorar la seguridad vial.

Por ejemplo, puede monitorizar el nivel de fatiga del conductor, y emitir alertas para ayudarles a lidiar con la situación. O puede detectar si el conductor tiene un mal día y es propenso a la ira, por lo que propondrá rutas alternativas para evitar tensión innecesaria o sugerirá una parada, entre otras acciones.

Affectiva

Y en caso de que el conductor se encuentren en coches autónomos de nivel 2 (los coches semi automáticos) o nivel 3 (coches que circulan de forma autónoma en entornos controlados), puede ayudarlo en el traspaso de control, según el estado de ánimo o reacción que manifieste.

Para realizar este análisis exhaustivo combina una serie de cámaras y micrófonos, teniendo en cuenta diferentes ángulos, que se procesan utilizando el potencial del aprendizaje profundo.   Siguiendo esta línea, Affectiva ha recopilado más de 6.5 millones de videos en 87 países, constituyendo una increíble base de datos, para entrenar la IA y aumentar su eficiencia en diferentes contextos.

Esta dinámica que ofrece Affectiva es de  especial interés para los fabricantes de coches autónomos, ya que les ayudará entender el comportamiento de los diferentes ocupantes, y las principales emociones que se manifiestan, para implementar controles avanzados en sus sistemas.

Miriam Schuager