5 razones para usar un móvil secundario

Publicado el

móvil

De seguro que muchos, para no decir que todos, hemos necesitado alguna vez de un móvil de segunda mano, e incluso, de cualquiera de nuestras primeras adquisiciones en el mundo de teléfonos para cualquier motivo o necesidad reciente. El uso de un móvil alternativo puede ser requerido para una que otra cosa, más que para la ardua rutina diaria de trabajo o estudio. Sin embargo, en varias de esas oportunidades podemos evidenciar lo importante que llega a ser el contar con un dispositivo de bajas especificaciones y precio.

Ya sea un móvil con sistema operativo iOS o Android, se puede disfrutar de sus amplios beneficios y bondades; sumándole a esto también la nostalgia si desempolvamos el viejo aparato que usábamos hace unos cuántos años atrás.

Traemos una pequeña lista con algunas utilidades que podrí­amos aprovechar de nuestros viejos teléfonos o, en tal caso, adquirir uno de los más económicos en el mercado.

Probar apps: Aunque parezca innecesario, existe un amplio porcentaje de herramientas, juegos y aplicaciones con defectos en su interior, tanto en su plataforma e inicio, como también durante la ejecución del mismo. Por ello, es recomendable hacerse de una alternativa que pruebe y aloje primero ese programa antes de que nuestro principal dispositivo lo haga.

Comodí­n con otra lí­nea: Tener una SIM secundaria resulta ser muy útil cuando el dispositivo principal se queda sin saldo o datos disponibles. En ocasiones, no hace falta cancelar por otra SIM, ya que la misma del smartphone primario puede ser instalada en otro teléfono.

Baterí­a extra: Si no contamos con un powerbank cuando salimos a la jornada diaria, seguramente y teniendo un poco de suerte nos pueda durar nuestro móvil por unas cuantas horas, todo dependiendo del uso y baterí­a del mismo. Los móviles secundarios cumplen la función de ser requeridos en ocasiones donde necesitemos enviar un texto rápido, llamar, verificar un email, información, entre otras cosas y no contemos con carga en el principal. Simplemente no olvidéis cargar los dos dispositivos cuando te dispongáis a salir de casa durante todo el dí­a.

Ideal para lugares peligrosos, conglomerados y de difí­cil acceso: ¿Cuántas veces no habéis salido de la disco y a cualquier amigo se le ha perdido su smartphone? O también ¿Has ido de excursión por la montaña o en la playa y cuando llegas a casa lo has hecho sin tu móvil? Tener un teléfono secundario puede ser la solución en momento donde se amerita un segundo dispositivo. Ya sea en lugares conglomerados, de peligro o cualquier otra anomalí­a que resulte extraña, sacar el plan b nos causará un pequeño respiro, pues en tal caso se verí­a perjudicado éste último y no el principal.

Usarlo como método de entretenimiento: Tener algunos juegos guardados serí­an las cerezas del pastel en momentos donde la espera, el tiempo de sobra y el tiempo se convierten en extensos.

No hace falta comprar un smartphone de gran presupuesto y caracterí­sticas, puesto que hay que recordar que ya se cuenta con uno principal. Con que cumpla las principales funciones es suficiente, aunque esto varí­a de acuerdo a los gustos personales.

Publicado en
Etiquetado
backup

Comparte en: