Un exoesqueleto para personas con parálisis parcial, diseñado por Toyota

El equipo de Toyota diseño un exoesqueleto que busca complementar el tratamiento de rehabilitación que llevan a cabo las personas con parálisis parcial de miembros inferiores, para recuperar el movimiento.

La dinámica que propone este exoesqueleto se basa en lo que se denomina aprendizaje motor (AM), combinando una serie de funciones que se van adaptando a las necesidades del paciente.

Es decir, que la función del exoesqueleto no es funcionar como una prótesis, sino más bien el objetivo es ofrecer un recurso asistido para potenciar el proceso de rehabilitación.

Welwalk WW-1000

Tal como vemos en la imagen, esta pierna robótica (que cuenta con un motor) se coloca en el miembro afectado,  para que la persona inicia el tratamiento sobre la cinta.

A través de sensores que se integran en el exoesqueleto, la tecnología que se implementa y la asistencia medica, se hace seguimiento en tiempo real de la respuesta del paciente y gradualmente se van efectuando los cambios necesarios.

Hace años que el equipo de Toyota está probando el potencial de este proyecto, trabajando en su funcionalidad y recibiendo el feedback de los pacientes, y ahora ya consideran que deben pasar a la siguiente fase, lanzándolo al mercado.

Se apunta a instituciones médicas, en esta etapa solamente a centros japoneses, siguiendo un sistema de alquiler con cuotas mensuales.

Miriam Schuager