4 problemas que los coches autónomos tienen con el sensor LIDAR

Desde el MIT publican un interesante artículo mostrando los problemas que los fabricantes de coches autónomos tienen en la actualidad con los “ojos” de los vehículos, el sensor que detecta lo que hay alrededor.

La mayoría de las empresas del sector usan LIDAR (Light Detection And Ranging) para que el coche sepa lo que hay cerca de él, de hecho TESLA es la única excepción. Es un dispositivo que calcula la distancia entre el emisor y el objeto usando un haz láser pulsado, algo semejante a la filosofía del RADAR, pero con luz.

Patente de Waymo mostrando diferentes tipos de LIDAR

Patente de Waymo mostrando diferentes tipos de LIDAR

En esta lista os comentamos los principales problemas a los que se enfrenta esta tecnología:

– La tecnología aún no está tan madura como para instalarse en millones de coches de todo el mundo. Son necesarias más pruebas, en diferentes condiciones de luz y temperatura, para ofrecer las garantías necesarias.

– El tamaño de un sensor LIDAR aún es muy grande. Tanto Waymo, hermana de Google, como Toyota y Uber, tienen un espacio demasiado grande ocupado por su sensor LIDAR.

– La demanda es muy alta, y los fabricantes de sensores no consiguen atenderla. Son necesarias más fábricas y más fabricantes. Actualmente un fabricante puede tardar hasta 6 meses en recibir el sensor que quieren. Por este motivo algunas empresas están fabricando sus propios sensores, para no depender de terceros. Waymo, por ejemplo, ha desarrollado tres sensores diferentes para tres distancias distintas, y ha demandado a Uber indicando que han robado uno de los diseños de un LIDAR propio.

– Son caros, muy caros (cada uno puede costar miles de euros), y un coche debe tener varios sensores. Esto es debido al problema de la demanda y la oferta, así como a la falta de más I+D. La empresa Velodyne LiDar dice que creen que podrán conseguir sensores de 50 dólares, pero aún no es una realidad.

Los coches autónomos son una realidad, pero será necesario que toda una industria se adapte al cambio, y eso no es sencillo.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.