Dorsey aclara en una entrevista que el lí­mite de los 140 caracteres se mantendrá

Publicado el

Imagen: Portada de Twitter
Imagen: Portada de Twitter

Si bien es difí­cil adoptar un nuevo servicio online para su uso diario, también es cierto que si ya hay una masa importante de usuarios en uno mismo, la compañí­a que se encuentre detrás deberá de medir con total precisión las posibles consecuencias que pueda desencadenar cualquier cambio que desee llevar a cabo.

Y en Internet hay multitud de ejemplos de servicios que han sido abandonados en masa por un cambio que no ha gustado a muchos usuarios, siendo Digg un claro ejemplo de ello.

Ahora es Twitter la que debe medir las consecuencias de los cambios que está llevando a cabo, donde si bien muchos de ellos son positivos, también existen otros cambios que están generando malestar entre un número importante de usuarios, como la de la aplicación por defecto de la nueva lí­nea cronológica durante esta semana.

En lo que respecta a los rumores de que Twitter abandonará el lí­mite de los 140 caracteres en los tweets para subirlo a 10.000, tal y como hizo con los mensajes directos en el pasado mes de agosto, Jack Dorsey, actual CEO de Twitter, ha dejado claro hoy en una entrevista en la NBC que el lí­mite de los 140 caracteres en los tweets se mantendrá, aludiendo a que es una buena restricción que posibilita momentos breves.

En este punto podí­amos añadir que el lí­mite de 140 caracteres es la esencia de este servicio, que perderí­a su identidad en caso de realizar los cambios rumoreados.

Dicho esto, las puertas pueden permanecer abiertas a que en su intento de mejorar la experiencia, pueda lanzar en algún momento alguna funcionalidad que permita a los usuarios expresarse con más caracteres, evitándoles así­ tener que realizar capturas de pantalla de textos largos. Eso lo veremos a lo largo del tiempo.

No olvidemos que algunas de las actuales funcionalidades disponibles se deben a la costumbre creada desde tiempo atrás por los usuarios antes de que las mismas estuvieran de forma nativa, como puedan ser los retweets. No estarí­a de más que Twitter escuchase a los usuarios y permitiese, entre otras demandas, la posibilidad de editar tweets o que no contabilicen los caracteres de los enlaces cortos en los tweets.