El Departamento de Salud de EEUU está utilizando iBeacons para fomentar una vida saludable entre sus empleados

Publicado el

Durante el pasado año Apple presentó los iBeacons, un sistema de posicionamiento en interiores que funciona mediante transmisores de bajo consumo que, a través de la conexión Bluetooth son capaces de enviar notificaciones a cualquier smartphone cercano.

Hasta el momento, distintos comercios habí­an comenzado a utilizarlos para ofrecer ofertas a los clientes que pasasen por una determinada sección, pero ahora, el Departamento de Salud de los Estados Unidos ha ido un paso más allá y está comenzando a utilizarlos para fomentar una vida sana entre sus trabajadores. Para ello, han instalado varias unidades de estos dispositivos en la sede central, ubicada en Washington DC. De este modo, estos dispositivos enví­an alertas a los empleados para animarles a levantarse de su mesa y estirar las piernas de vez en cuando, así­ como recordarles la importancia de mantenerse hidratados. Por el momento, únicamente se trata de un experimento, aunque ya están llevando a cabo una especie de competiciones para averiguar quién es el mas saludable de la oficina, y próximamente planean mejorar todaví­a más el sistema, de forma que anime a los trabajadores a utilizar más las escaleras en lugar del ascensor, además de recopilar la información sobre la actividad fí­sica de los empleados a través de sus smartphone.

Sin duda, una curiosa forma de emplear la tecnologí­a para fomentar la importancia de la llevar una vida sana.

Publicado en
Etiquetado
iBeaconstecnologí­a

Comparte en:

Un comentario en “El Departamento de Salud de EEUU está utilizando iBeacons para fomentar una vida saludable entre sus empleados

  1. Todo lo relacionado con Beacons y sus posibilidades para proporcionar nuevas experiencias de compra o simplemente llegar de forma directa pero no invasiva a los usuarios de dispositivos móviles está pegando muy fuerte en Estados Unidos.
    Dí­a sí­ dí­a también aparecen nuevas aplicaciones y proyectos y las grandes empresas los ven ya como una forma de llegar a los usuarios de forma personalizada y geolocalizada.
    Sin embargo, la novedad no debe hacernos olvidar el riesgo de sobrepasar los lí­mites de la privacidad y la insistencia.
    Los beacons nos ofrecen posibilidades muy interesantes y que empezamos a descubrir, pero siempre poniendo al usuario y su privacidad como prioridad. Y debemos saber diseñar esta nueva «experiencia» de forma adecuada. Si lo hacemos, esta nueva herramienta dará mucho que hablar.