chalkup, una excelente forma de enviar y corregir trabajos académicos integrándose con Google Drive

Publicado el

En tres minutos podemos ver cómo chalkup (chalkup.co) puede ayudarnos a la hora de distribuir trabajos entre nuestros alumnos, recibirlos y corregirlos usando una única plataforma. Solo tenemos que ver este ví­deo:

La idea es sencilla: el profesor crea una nueva tarea, con tí­tulo y descripción de lo que debe realizarse, así­ como con la fecha de entrega del trabajo. Él puede subir un documento de su Google Drive que servirá como instrucciones para los alumnos. Inmediatamente su grupo de clase recibirá la tarea y podrá empezar a trabajar en ella.

Cuando un alumno termine el trabajo, podrá subirlo también ví­a Google Drive, de modo que el profesor podrá recibir el documento y usar herramientas de edición para comentarlo, editarlo, incluir dibujos… hasta poner nota y dar un feedback final.

De esa forma en Chalkup quedará registrado todo el proceso, desde el enví­o de la tarea hasta los trabajos, originales y corregidos, de todos los alumnos que participan del grupo.

La plataforma también permite intercambiar mensajes con los alumnos, organizar el material del curso, presentar tarjetas de memoria para el estudio y varios recursos adicionales que ayudan a gestionar un curso en Internet.

Para participar tenemos que registrar nuestra escuela y usar nuestra cuenta de Google, aunque también podemos usarlo sin integrar Google Drive, registrándonos con un email y subiendo los archivos de forma tradicional.

Existe una versión gratuita cuyas caracterí­sticas pueden encontrarse aquí­.

Comparte en:

2 comentarios en “chalkup, una excelente forma de enviar y corregir trabajos académicos integrándose con Google Drive

  1. Es muy similar a Edmodo pero sin traducción al español. Presenta dificultades para poner tu escuela pues no aparecen las españolas en su base de datos.
    Me quedo con Edmodo, con las mismas funcionalidades y con amplia comunidad en español.

  2. Los entornos virtuales de aprendizaje, están cada vez mejores y efectivos a las necesidades que cubren las herramientas para una clase, en formato b-learning.
    En cuando nos encontramos en un mundo, donde todo se privatiza, para mi estás herramientas que son gratuitas, son verdaderas oportunidades para demostrar que no siempre el shareware es mejor, por su condición de pago y soporte.