Del fracaso de las estrategias de marketing y el temor a las inversiones

Publicado el

Claves para realizar el cambio de chip necesario para mantener el crecimiento de la red.

¿Cuántos de los que transitamos a diario por la nueva Internet; ubicua, dinámica y ”“cada vez más- exigente, procedemos de las estructuras tradicionales, del marketing de las cuatro p´s y de las campañas publicitarias en los medios tradicionales?

¿Cuantos de nosotros además,  obligados o tentados, nos decidimos a dar el salto hacia el emprendimiento y de él hacia la “empresa?

Es muy posible que hayamos realizado un largo recorrido desde entonces hasta ahora o, tal vez, sea ahora cuando nos decidamos a dar el salto porque hemos comprobado que, estar en los Social Media, es más que una elección.

Transitamos por una realidad en la que se nos obliga a vivir en constante proceso de exaltación de la adrenalina, nos formamos, nos informamos, dialogamos (aunque poco, muy poco aún y este es un gran obstáculo) siempre buscando esa idea, ese proyecto”¦ que nos permita catapultar al éxito nuestra influencia.

Pero”¦ no podemos olvidar que la convulsión que existe en el “mundo offline” está generando una conciencia colectiva de temor que frena cualquier idea, cualquier proyecto y cualquier inversión.

Si bien las tendencias en relación al crecimiento de los negocios online no hacen más que mostrarnos buenas proyecciones, parece necesario ahondar en las opciones actuales a fin de encontrar la fórmula más eficiente para “echar a andar la máquina nuevamente”.

La realidad es que las estrategias no dan los resultados esperados y los riesgos en relación a los estallidos de las crisis, unido a la inseguridad y la falta de recursos, está provocando un freno en la puesta en escena de nuevas ideas innovadoras.

La llegada de Google Penguin viene a cerrar el cí­rculo virtuoso del temor y las marcas, quienes mueven a diario el universo en red, se sienten inseguras ante un futuro incierto, el estado de ánimo de la red en su conjunto se resiente y la calidad de las relaciones disminuye. Existe temor e incertidumbre.

Las ideas están ahí­”¦ la calidad está ahí­”¦ las oportunidades están ahí­ pero”¦ las redes sociales no son gratis, se requiere de la realización de esfuerzos í­mprobos (horas de trabajo interminables) y de altas dosis de paciencia para aceptar los “horizontes temporales realistas” que nos plantea un medio dinámico en le que todo se sucede en tiempo real”¦ es una muy buena paradoja.

Sin embargo”¦ las estrategias no funcionan y los proyectos se paralizan”¦ qué podemos hacer.

Empatí­a y compromiso”¦ mucho más que acción social. Seamos honestos, cada vez más tomamos conciencia de la importancia de los “cluster” pero… ¿cómo podemos vincular nuestros talentos si los recursos no fluyen y si visualizamos un futuro incierto?

Cuando hablamos de empatí­a y compromiso, cuando hablamos de humanización de la red, lo hacemos con una dimensión que va más allá de los Social Media. Es necesario tomar conciencia que, sólo comprometiéndonos con a realidad actual del mercado, podremos aprovechar las oportunidades que se ponen en marcha para ”“ entre todos- volver a poner al tren de la red en máxima velocidad. El escenario actual no va a cambiar y paralizarse”¦ nunca ha significado crecimiento.

Tiempo y dinero, latente bajo el “polvo de estrellas”. Resulta evidente, invertir en estrategias en los Social Media, no es una decisión fácil. Reconocer un crecimiento y un desarrollo producto de nuestra acción social, requiere tiempo y dedicación, sin embargo”¦ no podemos olvidar que son muchos los casos de éxito de empresas que, apostando por estrategias de geolocalización, han logrado incrementar visiblemente, sus cifras de ventas. En el momento actual necesitamos tomar conciencia que; aquello a lo que no se puedan destinar recursos, se le puede destinar tiempo (dedicación) hay que poner en práctica nuevas ideas, si queremos hacer del nuevo modelo productivo, algo viable.

– Si los presupuestos son limitados, el contenido es tu prioridad. Invierte en generación de contenidos de alto impacto que te permitan asociarte y exponerte con profesionales de tu mercado de los que puedas aprender y eventualmente, con los que puedas colaborar.
Aprende de SEO, del social, del que te permite identificar un mensaje único para tu marca y establecer una presencia coherente en todos los entramados.

El FODA de las redes. Existen plantillas, aplicaciones, herramientas, recursos”¦ para lanzar una tienda virtual, para tener una Web corporativa prestadora de servicios, para montar un negocio basado en e-commerce”¦ ahí­ está el camino pero”¦ necesitamos conocer el FODA de los Social Media si queremos utilizar éstas plataformas de forma eficiente.

Tenemos que saber.

– La calidad es un requisito excluyente, para Google (responsable del 90% del tráfico Web, las marcas son su producto)
– Las redes sociales no son canales publicitarios ni espacios para ventas
– La verdadera eficiencia de las redes sociales está en la construcción de una influencia, en la consolidación de una “red” de seguidores, conocidos, clientes, aliados, proveedores, empresas, grupos”¦ que nos ayuden a ser más visibles y por lo tanto, a llegar a cada vez más público objetivo. En las redes hay que perseguir la influencia, porque ella nos acerca al ROI.
– Los social media son ví­as que nos permiten atesorar confianza a través de la conversión, lograr una visibilidad mucho mayor que en los medios y canales tradicionales y aumentar el ví­nculo con los clientes como resultado del mantenimiento de los compromisos.

Para terminar una reflexión ”“ seguro que utópica para muchos, pero necesaria en un momento de “nuevos comienzos””¦ debemos apostar por la generación de recursos y su reparto eficiente, por atesorar crecimiento orgánico y sostenido en el largo plazo y por consolidar una influencia, credibilidad y confianza, que nos sitúe ante puertas que se abren de forma permanente. ¡El individualismo, el enriquecimiento a corto plazo y los negocios centrados en la especulación”¦ son elementos de otra historia y otro modelo económico y social”¦ hay que cambiar el chip!

Y a vosotros…¿ no os parece que el ritmo se ha frenado, los ánimos están tensos y el motor de los negocios en red necesita un ajuste?

Un comentario en “Del fracaso de las estrategias de marketing y el temor a las inversiones

  1. Lo cierto es que se ha notado de una manera muy importante. Si anteriormente existí­an personas que no apostaban por algo ahora esto ha crecido con el miedo a «lo que puede pasar» Muchas personas están desconcertadas, no saben lo que está pasando, y aún teniendo ideas tienen miedo a llevarlas a cabo por «miedo al fracaso» o miedo a otras cosas, y eso sólo es un miedo que paraliza las acciones, sin saber que de nuestras acciones siempre lograremos algo.Está claro que las redes sociales están ganando una gran importancia, lo mismo que el contenido de calidad, por lo que como dices tú «hay que cambiar el chip».