PassMywill – Enví­a tus contraseñas a tus familiares después de tu muerte

Publicado el


El tema en el que se mueve PassMywill no es nuevo. Ya hemos visto algunos proyectos que se concentran en el viejo tema de «¿Qué pasa con nuestra identidad online después de nuestra muerte?«. PassMywill es más especí­fico, concentrándose en las contraseñas.
Cuentas de correo, contraseñas para ejecutar operaciones en bancos, datos de acceso a blogs y redes sociales… son muchos los datos que, con frecuencia, solo nosotros conocemos, un riesgo grande si por algún tipo de desgracia tenemos una muerte imprevista, ya que hay familiares que pueden depender de esos datos.
PassMyWill permite que registremos nuestros datos de acceso a diferentes servicios, así­ como los datos de contacto de familiares y una pregunta que solo ello conozcan y que tendrán que responder en caso de que sea necesario usar la web.
El sistema se conecta a nuestras cuentas de Twitter y Facebook para comprobar que el informe de la muerte es correcto, monitorizando, entre otras cosas, frecuencias en las publicaciones.
Aunque sea un tema que a nadie le gusta tocar, es algo en lo que hay que preocuparse con frecuencia, aunque muchos ya lo hacen escribiendo las contraseñas de las tarjetas y bancos dentro del calcetí­n blanco que hay bajo el cajón del armario…
PassMywill | Ví­a techcrunch

Comparte en:

7 comentarios en “PassMywill – Enví­a tus contraseñas a tus familiares después de tu muerte

  1. Sí­, una idea muy original, pero poco fiable.No solo suponiendo que los de dicha web se apoderaran de nuestras identidades cibernéticas, serí­a malo.Peor serí­a, pienso yo, que a lo mejor un grupo de hackers organizados se hicieran con esa web y con sus datos internos, osea, los nuestros.Estas cosas es mejor tenerlas apuntadas en un medio fí­sico (véase libreta de toda la vida) y guardarla en un sitio que esté a tu alcance.El problema de la seguridad en la web ya nos tiene bastante preocupados a todos.

  2. te apoyo 100% Pablo es un tema muy delicado, pero sin dada alguna es mas peligroso poner nuestros datos personales en manos de gente extraña :/

  3. Simplemente, ridí­culo. Originalidad basada en la escasez de materia gris de quienes sean capaces de someterse a tan burda idea. Pero, reconociendo que siempre hay un roto para un desconocido, quienes sean tan ineptos de registrar sus cuentas al grito de «reconocerá mi deceso al ver que no publico más en Facebook» serán a la vez, dignos merecedores de hasta la más absurda estafa.