Perfil del puesto para un Community Manager en 2011

Publicado el


Muchos son los cambios que han provocado las redes sociales desde su aparición en el universo Web, peros sin duda y al igual que en todos los aspectos, Facebook es la que ha liderado la vanguardia y sentado los precedentes en lo relativo a estas nuevas plataformas de comunicación y en que vemos como mutan y se adaptan antiguas profesiones y actividades, tanto del mundo off line como de la web 1.0.
Para centrar la discusión, hablemos del Community Manager, la profesión de moda por estos dí­as y que de nueva como tal no tiene mucho, ya que encontramos antecedentes similares desde el pregonero del pueblo y los DJ´s radiales en el mundo analógico y a aquellas personas encargadas de programar foros temáticos y sistemas de comunicaciones y, eventualmente actuar como moderadores de las conversaciones; un rol eminentemente técnico y con escasas dotes de comunicación.
En la actualidad, Facebook con su poderosa plataforma y su intuitiva interfaz hizo que los conocimientos de programación y de manejo de datos pasaran a un segundo plano dentro de los requerimientos para el perfil del puesto del Community Manager de hoy en dí­a, una actividad en la que cada vez más se requieren conocimientos y dotes de comunicación y marketing.

Contacto con accionistas, servicio al cliente, branding, marketing y publicidad son las actividades más habituales de un Community Manager actual, gracias a Facebook y su enorme capacidad de comunicación masiva y contacto entre personas y compañí­as de forma totalmente directa.


Comparado con etapas previas a Facebook, el peso de las relaciones sociales está directamente determinado por la calidad de contenidos y de la forma en que estos despiertan el interés de sus grupos objetivos, por lo que el Community Manager actual está obligado a involucrarse en la definición estratégica.
Por primera vez las compañí­as con presencia en Facebook y sus Community Managers están enfrentados al desafí­o de la comunicación en tiempo real, lo que conlleva enormes desafí­os y una completa redefinición del puesto, especialmente por el absoluto despegue de la actividad laboral dentro del organigrama corporativo en términos tradicionales, ya que requiere de condiciones y horarios de trabajo mucho más flexibles. No hay que olvidar que los fans de una marca o producto no se van a casa a las 5.
La comunicación en tiempo real que exige actualmente la presencia en redes sociales no solo obliga al replanteamiento de la actividad en términos de horario y localización, sino que inevitablemente y como es habitual en el universo de Internet, produce una mutación permanente de las actividades y perfil del puesto.

Community Manager”¦ ¿Cuál es su perfil actual?

El Community Manager incorpora a la definición de su rol profesional el término “management” no en vano, algo que muchas compañí­as no toman en cuenta a la hora de implementar su presencia en Facebook, delegando la labor en algunos de sus técnicos del área informática que, con todo respeto, estarán muy cualificados en sus labores de técnicos, pero que no tienen clara la acepción del término “Management” en el sentido de liderazgo y capacidades empáticas y comunicacionales imprescindibles para crear y administrar con éxito una comunidad de usuarios, ya se trate de un negocio local o de una corporación internacional.
Para desempeñarse con éxito en su rol, el Community Manager actual debe obligatoriamente poseer aptitudes de liderazgo y empatí­a unidas a una serie de capacidades y conocimientos que van mucho más allá de la simple moderación de comentarios, conocimientos técnicos y administración de base de datos. Se trata de un profesional con un rol crucial dentro del plan comunicacional de cualquier marca o compañí­a.
Para comenzar es indispensable el tener una visión estratégica global que trascienda a la visión sesgada y parcial de las campañas del dí­a a dí­a, ya que solo con una visión holí­stica de la estrategia corporativa, es posible volcar los contenidos y contactos más adecuados al target group, promoviendo y alentando la discusión, el diálogo y el contacto en las redes sociales, especialmente en Facebook, donde la comunidad se convierte en un eslabón crucial dentro de la cadena de valor de toda la compañí­a.
En su rol de facilitador del dialogo entre productor y mercado, usuarios y productos y/o marca/seguidores, el rol del Community Manager actual no solo se limita a promover y agilizar las conversaciones de una fan page, ya que también es su responsabilidad administrar el feedback de sus fans en cuanto a su relación con la marca o producto que representa, liderar la comunidad y evitar las ”“posibles y eventuales- crisis”¦
Todo esto requiere de un profesional hábil, con dotes de liderazgo y capacidad de “Management” de la misma forma que lo debe estar un manager en el mundo off line; es decir, un directivo como el Marketing Manager por ejemplo, con la capacidad de liderar a las personas hacia un objetivo común, resolver conflictos y mantener altos los niveles de motivación.
La inteligencia emocional es otro de los factores “sine qua non” de un Community Manager del 2011, no olvidemos que el nuevo modelo relacional en el que estamos insertos es horizontal y plural, construyendo relaciones a través de la emocionalidad fundamentalmente y donde el ví­nculo con los usuarios y sus redes personales, tema no menor si evaluamos la potencia de la evangelización cuando se consigue, la inteligencia emocional es la base de un buen Community Manager, por lo que manejar exitosamente los delicados códigos de la persuasión, el encantamiento, la sinceridad -por sobre todo- y el respeto por la reputación son cualidades “per se” en una profesión cuyo santo patrono debiera ser el flautista de Hamelin, por su capacidad de convocatoria.
También el conocimiento y manejo de datos más duros y su interpretación, unido a la destreza con las herramientas de product managing para desplegar y organizar el trabajo y las acciones contempladas en el tiempo, ya se trate de una comunidad juvenil o de un selecto club de accionistas; la administración de una comunidad es una área incluida dentro de la gestión de una compañí­a, sea del tamaño que sea, por lo que sus acciones deben estar en concordancia y organización con lo que planifican los demás componentes del conjunto corporativo y, de la misma forma, evaluados por sus resultados, por lo que una adecuada planificación y capacidad de proyección en el tiempo, es otro factor fundamental.
Por último, no olvidéis consultar las Guí­as para Community Managers que ya hemos publicado aquí­, en wwwhatsnew.com.