El alcance de Twitter y el descubrimiento de América

Publicado el

Después de algunas horas de reunión con una de las mayores empresas de análisis de datos en redes sociales de América Latina, quiero transmitir algunas ideas que de allí­ han salido.
Cuando pensamos en Twitter acostumbramos a pensar en la respuesta rápida que las empresas tienen que dar a sus consumidores (reales y potenciales), a la información unidireccional de muchos medios informativos, a la necesidad de medir la satisfacción de las personas ante un evento o contenido especí­fico, a la creación de campañas… Hay tantas formas de usar esta red de contenido (recordad que es así­ como preferimos llamarlo, para diferenciarlo de una red social como facebook o Tuenti) que podrí­amos escribir libros y libros sobre cada una de las alternativas y aún así­ se omitirí­an muchos detalles suculentos.
Lo que solemos olvidar es que existe una historia, breve, de momento, de textos y opiniones localizadas geográficamente, así­ como clasificadas, en muchas ocasiones, por asuntos.
El hecho de que Twitter sea sinónimo de información en tiempo real no significa que las empresas solo lo usen para analizar lo que está ocurriendo. Existe una evolución de opiniones que pueden y tienen que ser analizadas, un cambio en el tono de los mensajes relacionados con cualquier marca que cambia con el tiempo al mismo ritmo de las acciones que las empresas realizan, y eso es lo que tenemos que recordar, lo que tenemos que analizar para saber si las acciones de las compañí­as tienen el efecto deseado entre los consumidores.

En un ejemplo que mostraron en la reunión vimos como una empresa tení­a guardados más de 40 millones de tweets en una base de datos en constante crecimiento, analizando cómo las personas cambiaban de opinión sobre ciertos asuntos dependiendo de campañas que se realizaban tanto en Internet como en medios tradicionales.
Ayuntamientos que prestan atención en las redes sociales para obtener indicadores de satisfacción, cadenas de televisión que usan esta información para definir estrategias, grupos musicales que utilizan Twitter y facebook para conocer a sus clientes… Existen muchas empresas que están especializándose en guardar y analizar tweets que puedan ser interesantes para sus clientes, grandes bases de datos que usan sistemas de inteligencia artificial para detectar sentimientos a partir de las palabras utilizadas, gráficos que se mueven al ritmo de lo que todos nosotros escribimos en las redes sociales… gráficos que sirven para que grandes compañí­as tomen grandes decisiones, como terminar una telenovela antes de lo previsto, por ejemplo.
Twitter, que es el protagonista que estoy analizando en este texto, puede ayudarnos a cambiar situaciones de nuestro dí­a a dí­a, y todos los que están viviendo el movimiento Democracia Real Ya sabe muy bien lo que estoy diciendo, pero también sirve para tener una historia de la temperatura de nuestros clientes, algo fundamental para no disparar a ciegas.
En realidad estos datos pueden ayudar a tomar decisiones a largo plazo. Las opiniones que dejamos en Twitter cada dí­a pueden ser parte de una decisión estratégica de una multinacional dentro de diez años… o no…
Trabajar en este tema es como subirse a las carabelas con Cristobal Colón. No sabemos muy bien a dónde vamos a llegar, muchas veces probamos y probamos en espera de que después de aquella nube haya algo, puede ser que no lleguemos a ningún sitio, puede ser que nos quedemos sin comida en medio del camino… O puede ser que analizando tantos datos acabemos descubriendo un nuevo continente.