Sobre los tres pilares de la información web

Publicado el

Ayer estuve dando unas charlas en una universidad hablando sobre lo que muchos llaman web 2.0 y que, personalmente, prefiero llamar web social. En ellas respondí­ muchas preguntas dando mi opinión personal (algo que no suelo hacer mucho, ya que soy extremadamente subjetivo en estos temas) sobre la realidad de la información en Internet hoy en dí­a.

Hace unos años la gran mayorí­a de la información en la web podí­a obtenerse a través de los muchos buscadores existentes y grandes portales de noticias. Con la fiebre de los blogs aumentó la oferta de opiniones, pero no la forma de conseguir obtener la información, ya que la gran mayorí­a de las veces seguí­an usándose los grandes buscadores para llegar a los ansiados textos.

Portales de noticias, blogs, sites corporativos… fuentes de información general sometidas al algoritmo de búsqueda del gran Google, así­ podí­amos resumir el universo informativo de la web en pocas palabras.

Con la aparición y popularidad de las redes sociales apareció una segunda base de datos de informaciones. Facebook, myspace, orkut, tuenti… sitios en los que podí­amos encontrar informaciones menos globales, más relacionadas con nuestro dí­a a dí­a: fotos de amigos, viajes de familiares, anécdotas de vecinos… un minimundo que no competí­a con el universo anteriormente mencionado, lo complementaba.

La invasión de las redes sociales y las cada vez más avanzadas funcionalidades de las mismas tuvieron un efecto devastador entre los blogs personales. Miles de personas abandonaron su blog para escribir en su perfil personal, mucho más fácil de mantener y de controlar la privacidad de su contenido. Ahí­ fue cuando muchos empezaron a hablar de la muerte de los blogs, de los personales, claro está…

Mientras tanto otros mal llamados blogs continuaron creciendo en contenido y calidad, convirtiéndose en una amenaza de los clásicos portales de información. Noticias frescas y especializadas en manos de miles de personas dispuestas a compartir sus experiencias y conocimientos adquiridos.

Bajo este panorama nace el tercer pilar de la información de hoy en dí­a: Twitter. Ahí­ fue cuando mucha gente empezó a cuestionarme, ayer, diciendo que no son ni serán usuarios del sistema. El caso es que de la misma forma que no es necesario tener un blog o escribir en un megaPortal para poder disfrutar del contenido, tampoco es necesario tener una cuenta en twitter para poder aprovecharse de dicho pilar.

Eso es lo que mucho no entendí­an y que espero que, después de la charla de ayer, haya quedado más claro.

Twitter es una forma sencilla e indolora de compartir experiencias de nuestro dí­a a dí­a. Igual que hay blogs con contenido irrelevante para la mayorí­a también hay cuentas en twitter que pueden ignorarse, twitter es lo que cada uno quiere que sea, no puede encuadrarse como «el sitio donde la gente dice lo que está haciendo».

La comunidad anti-twitter con la que me enfrenté ayer empezó a entender la relevancia del sistema cuando expliqué la importancia que habí­a tenido el sistema durante las elecciones en Irán, o lo útil que puede ser para establecer un canal de comunicación entre una empresa y sus clientes.

La facilidad con la que puede escribirse en twitter, alcanzando a una enorme cantidad de personas en poco tiempo, es algo que ni los blogs ni las redes sociales ni los grandes portales pueden, hoy por hoy, clonar. El tiempo que tarda un gran buscador como Google en mostrar una noticia reciente de un blog es muy superior al tiempo que tarda la misma noticia en desplegarse por la red twitter. Cuando Google va Twitter ya está volviendo, como dirí­a mi padre.

subconjuntosEl caso es que podemos, de esta forma, considerar tres pilares especializados en tipos de información diferentes, con intersecciones importantes, por supuesto.

A – Portales de noticias, blogs, forums, sitios corporativos (ej: tutoriales, archivos, portales de cine…)
B – Twitter. Noticias frescas, impersonales e inexistente en blogs y portales (ej: elecciones en Irán, indisponibilidad de un servicio…)
C – Redes Sociales. Informaciones personales y privadas (ej: fotos de vacaciones, ví­deos del bebé…)
AB – información de Twitter que divulga noticias de grandes portales, blogs, forums…
AC – Información en Redes sociales que muestra noticias de grandes portales, blogs, forums…
BC – Información personal, tí­pica de perfiles sociales, compartida en Twitter.
ABC – Información personal divulgada en twitter y en blogs públicos, por ejemplo. Una sección cada vez menor, en ví­as de extinción.

Por supuesto estoy pintando aquí­ Internet con grandes pinceladas. Existen miles de pequeñas columnas sin las cuales la web no serí­a lo mismo (me remito a las ya 5.500 aplicaciones que recopilo en wwwhatsnew.com/recopilacion). A veces es necesario pintar un cuadro con grandes trazos, sin detalles, para obtener la atención de un público especí­fico.

Publicado en

Comparte en:

2 comentarios en “Sobre los tres pilares de la información web

  1. Interesante análisis.

    En relación con tu referencia a los «mal llamados blogs», me parece muy acertada, pues la gente asocia directamente un «blog» a un «blog personal», y no lo entienden como una «web»y les cuesta ver las potencialidades que tiene esta herramienta para desarrollarse como lo que ellos entienden que es una «web» (piensan en un portal).

    A mi me gusta decir que un «blog no es nada», sino lo que queramos hacer con esa herramienta…pues con el nombre blog se denomina a una herramienta.

    Entiendo que es lo mismo que ocurre con Twitter: es una herramienta que cumplirá la función que nosotros queramos que cumpla, y esto último es lo que tiene valor.

    El problema con Twitter es que hay gente que piensa que lo es todo, que se puede hacer de todo con esta herramienta, y realmente sólo cumple su función en determinadas circunstancias, como la de Irán…

    1. Exacto, la fiebre blog y la fiebre twitter están más relacionadas de lo que parece. Al final el problema siempre es el mismo: la maní­a de poner nombre a las cosas acaba encasillando las ideas.