Alemania pide a los padres que destruyan una muñeca que puede ser hackeada

cayla

Un organismo de control oficial en Alemania ha pedido a los padres de dicho país que destruyan a las muñecas Cayla que tienen en casa, ya que cuenta con un sistema que podría revelar datos personales a posibles atacantes.

Ha sido la Agencia de la Red Federal que supervisa las telecomunicaciones quien ha emitido el aviso, indicando que los hackers podrían usar un dispositivo bluetooth inseguro incrustado en el juguete para escuchar y hablar con el niño.

El fabricante de la muñeca, Genesis Toys, aún no se ha pronunciado, pero el grupo responsable por su distribución ya ha indicado que los ejemplos de hacking fueron aislados y llevados a cabo por especialistas, algo difícil de ocurrir en el día a día. Aún así, realizaron una actualización en la muñeca, sin solucionar aún el problema.

La muñeca Cayla puede responder a la pregunta de un usuario accediendo a Internet, algo semejante a lo que hace Siri o Google, pero podría ser hackeada y permitir que diga cosas ofensivas, obteniendo información de lugares más oscuros.

Este problema en el software de Cayla se publicó por primera vez en enero de 2015, y se han realizado varias quejas por grupos de consumidores estadounidenses y de la UE, pero solo ahora se recomienda la destrucción del juguete.

Además de este problema, están investigando si estas muñecas inteligentes violan las salvaguardias de la UE en materia de protección de datos.

La advertencia se ha producido porque un estudiante, Stefan Hessel, de la Universidad del Saarland, planteó preocupaciones legales sobre Cayla, especificando que un dispositivo habilitado para bluetooth podría conectarse al sistema de altavoces y micrófonos de Cayla en un radio de 10m. Dijo incluso que un espía podría espiar a alguien jugando con la muñeca “a través de varias paredes”.

De momento no han empezado a distribuirse vídeos de padres destruyendo la muñeca en youtube, pero aún es pronto… esperemos.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.