5 consejos para alojarte gratis en cualquier país usando GuesttoGuest

viajar gratis

La economía colaborativa ha cambiado también la forma de viajar por el mundo. Existen varios proyectos que nos ayudan a encontrar alojamiento gratuito en diferentes ciudades, y GuesttoGuest.com es uno de los más populares.

Nacido en 2011, el proyecto permite que cualquier persona abra la puerta de su casa a los invitados que lo soliciten, ganando puntos por cada noche que alguien pasa en nuestra residencia. Con esos puntos podemos hacer lo mismo en cualquier otro lugar, permitiendo así continuar el círculo sin pagar nunca nada por el hospedaje durante nuestros viajes.

Lógicamente tenemos que tener en cuenta el tema de la seguridad, y es un punto que tienen bastante bien cubierto en la plataforma:

– Los anfitriones siempre deciden si quieren o no recibir al invitado en las fechas propuestas.
– Los anfitriones definen la fianza, que se pagará, total o parcialmente, en caso de que el invitado rompa algo. El sistema de fianza es cómodo: se paga un 3,5% de la cantidad definida por el anfitrión, y solo en caso de que, después de la estancia, se considere necesario, se paga más cantidad para compensar los daños.
– Tanto los anfitriones como los invitados tienen un histórico, por lo que es fácil verificar si existió algún problema con alguno de ellos en el pasado.

Aún así, es una idea que asusta: recibir extraños en nuestra casa mientras la tenemos vacía… no parece una buena idea, pero ya hay más de 200.000 casas registradas en GuesttoGuest, y cuentan con millones de usuarios que usan estas plataformas para, incluso, dar la vuelta al mundo (en artedepartir.com se puede ver un buen ejemplo).

Si sois novatos en la plataforma, hay algunas cosas que tendréis que tener en cuenta para que un anfitrión os acepte en su casa, y os damos aquí cinco consejos:

– Completad al máximo vuestro perfil, con fotos de vuestra casa y datos personales, para que al anfitrión pueda conoceros mejor.
– Completad el calendario con las fechas en las que vuestra casa puede estar disponible. El anfitrión estará más cómodo aceptando a un invitado que también ofrece su casa.
– Incluid un mensaje personalizado de presentación a la hora de solicitar una casa. Incluid las fechas, el objetivo del viaje y, si es posible, los perfiles de redes sociales de las personas que están viajando con vosotros, lo que ayudará al anfitrión a conocer mejor a los que se quedarán en su residencia.
– Pagad la tasa de usuario verificado. Para verificar nuestro perfil es necesario enviar un comprobante de que nuestra dirección es la que informamos en la web, de esa forma demostramos que somos una persona real y que nuestra casa no es inventada. Los anfitriones tienen más respeto a los invitados que han mostrado “que van en serio” dentro de la plataforma.
Traducid las descripciones de vuestra casa, barrio y ciudad en varios idiomas. Aunque GuesttoGuest tiene herramientas automáticas de traducción, vale la pena preocuparse con la exactitud de la información que otras personas leerán sobre nosotros.

Es posible comenzar a alojarse en otras casas sin haber abierto previamente las puertas de la nuestra, ya que con solo registrarse y completar el perfil ya se ganan suficientes puntos para pasar algunas noches en miles de ciudades del mundo. Un día en una casa en París, por ejemplo, cuesta menos de 200 puntos, y con solo registrarse ya se obtiene más que eso.

Podéis comenzar a participar de este proyecto en guesttoguest.com.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.