Trabajan en sistema capaz de identificar personas detrás de paredes gracias a redes WiFi

En agosto os hablamos de un sistema que era capaz de detectar movimiento a través de paredes y muros en general gracias al efecto Doppler, a las señales que los cuerpos empujan cuando se mueven. Ahora os vamos a hablar de algo aún más sofisticado, de una técnica que puede usarse para identificar personas, no solo movimiento.

captura-66

Se trata de un proyecto que nace en el MIT, capaz de identificar personas gracias a las señales inalámbricas que “rebotan” en cada parte del cuerpo humano. Después de que el dispositivo recibe las ondas de vuelta, las interpreta con un software teniendo en cuenta que cada parte del cuerpo refleja la señal de forma diferente.

De esta forma, es posible conocer la distancia entre los píes y la barriga, o entre las manos y la cabeza, por ejemplo, ayudando así a determinar de quién estamos hablando.

En el artículo que presenta la técnica comentan que, durante las pruebas, se han podido distinguir 15 personas diferentes a través de una pared con casi un 90 por ciento de exactitud, siempre eliminando el ruido de fondo que se genera con el rebote de la señal en otros objetos.

Las posibilidades son enormes, ya que podríamos tener un sistema de alarma en casa que identificase personas detrás de las paredes, así como caídas de familiares o muchas otras acciones que podrían conseguirse si se avanza co la técnica para mejorar la definición de esta “huella digital” de nuestra silueta.
Aquí tenéis el vídeo con los detalles:

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.