Cronnection, un nuevo proyecto para intercambiar tiempo y objetos con otros usuarios

Nos presentan Cronnection (cronnection.com) un nuevo banco de tiempo, un nuevo proyecto que podemos usar para intercambiar nuestro tiempo, así como nuestros objetivos, para conseguir productos y servicios que necesitemos en el día a día.

Hablamos con Eric Ferrer Blanes, uno de los responsables de Cronnection, para que nos comente con detalle los objetivos de esta nueva propuesta:

¿Qué es Cronnection?

 
Cronnection es un mercado global en el que las personas, siempre que sean mayores de 18 años y cuenten con conexión a internet, pueden intercambiar su tiempo y sus objetos con otros usuarios por un valor virtual, de esta forma, no necesitan usar el dinero como moneda de cambio ya que Cronnection se fundamenta en el tiempo y en los puntos.

Cada usuario puede ofrecer su tiempo y los objetos que quiera vender, como beneficio a cambio de dar su tiempo o vender sus objetos, recibe horas virtuales o puntos virtuales, que posteriormente puede utilizar para adquirir lo que necesite, ya sea el tiempo de otros usuarios o objetos que estén vendiendo. Así se crea un sistema económico alternativo al capitalismo.

¿Cómo nació la idea?

La idea nació hace un par de años, cuando uno de sus fundadores, Santi Gómez, se preguntó a si mismo: ¿es posible un mundo sin dinero?

De esa respuesta surgió la idea de crear Cronnection, porque antes de que llegase a la sociedad el concepto del dinero, existía el trueque, y pensó que hay otras maneras de consumo posible, otras maneras de vivir, de organizarse, y sin que se tenga que pagar por ello. Por ese motivo apareció el concepto Cronnection.

El dinero es válido en todo el mundo porque todos asumimos y aceptamos su validez, pero eso puede cambiar de un día para otro. En el momento en el que la población decidamos utilizar otras formas de comercio que no se basen en el dinero y comiencen a ser más habituales otras formas de pago alternativas, se crearan nuevos mercados, nuevas reglas y nuevas oportunidades. El dinero es una gran herramienta, pero quizá no sea la mejor, ahora tenemos internet y un capitalismo que se derrumba año a año, ha llegado el momento de utilizar los recursos de los que disponemos para confeccionar sistemas sólidos, coherentes y sanos. El auge del consumo colaborativo es un ejemplo de que el sistema económico y la conciencia de los individuos (y por ende, la de la masa), están evolucionando. Es más, el sistema económico está cambiando como consecuencia de una evolución de la conciencia del individuo.


 

¿Quién está por detrás del proyecto?

 
Detrás de este proyecto está un equipo humano de 9 personas. Personas que creen en una plataforma ética como la nuestra. Hay un equipo joven con ganas de comerse el mundo y con ganas de aportar el granito de arena a cambiar un poco la sociedad de hoy en día. Tenemos claro que si queremos ver un cambio, tenemos que provocarlo nosotros y en eso estamos.
 

¿En qué se diferencia con proyectos semejantes, como “comunitats”, donde también se usa un banco de tiempo, sin dinero real, para intercambiar servicios

 


Cronnection tiene varias diferencias con otras plataformas basadas en bancos del tiempo, los más destacables son los siguientes:

–  La globalización: Cronnection puede ser usada por cualquier persona del planeta con más de 18 años, da igual de donde sea y las limitaciones que tengas, si tienes conexión a Internet, puedes comenzar a beneficiarte de ofrecer tu tiempo y tus objetos. Y es gratis.
–  La escalabilidad: nos centramos en construir una herramienta que facilite la negociación y los acuerdos entre particulares, siempre con la visión puesta en un uso masivo y global de la plataforma. Eso nos permite realizar muchos intercambios desde la distancia, por ejemplo se pueden dar clases de inglés vía webcam o mandar un objeto comprado de un país a otro, gracias al streaming y a los envíos por mensajería.
–  Monetización: en Cronnection los usuarios pueden ganar dinero, vendiendo sus horas y sus puntos virtuales a otros usuarios.
– Gamificación: tenemos un completo sistema de gamificación desarrollado que premia el uso de la plataforma y el buen hacer en los intercambios realizados.
–  Alternativa real al sistema económico actual: Cronnection ofrece a cualquier usuario la posibilidad de obtener, únicamente a partir de su tiempo o de sus objetos, el tiempo de otros usuarios (con todos los servicios que ello conlleva), objetos de otros usuarios o dinero, puede parecer una tontería pero no lo es, es anticrisis, es revolucionario. Es un nuevo sistema laboral, comercial y económico y a pesar de que otras webs presentan interesantes iniciativas de intercambio de tiempo o de objetos, consideramos que nuestro producto tiene ventajas significativas frente a otros modelos.

¿Cuál es el modelo de negocio?

 
Es una plataforma gratuita donde buscamos miles de usuarios en todo el mundo que quieran intercambiar objetos y tiempo sin pagar dinero por ello. Cronnection está pensada y desarrollada para ser utilizada por millones de usuarios, de forma gratuita y sin recibir publicidad. Tenemos claro cómo vamos a monetizar la plataforma, pero preferimos reservarnos esta información hasta el lanzamiento oficial.


¿En qué estáis trabajando ahora?

 
Estamos trabajando en solucionar bugs o errores, optimizar la experiencia del usuario en la web, potenciar la gamificación para aumentar la difusión de la web y desarrollar la sección Banco, que explicaremos con detalle en su lanzamiento.

Nos comentan que si realizáis el registro desde www.cronnection.com/wwwhatsnew, tendréis 3 horas y 40 puntos para comenzar a intercambiar objetos y talento, 1 hora y diez puntos más que si realizáis el registro de forma tradicional. Os dejamos ahora con el vídeo de presentación:

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.

1 comentario

  1. eudald escala

    Solícito más información. Soy profesor de inglés y corrector de catalán y castellano. Gracias.
    ee