30 años al día – Lo que los internautas gastan esperando a que carguen las páginas web

Bueno.. en realidad son más, porque ese tiempo solo tiene en cuenta 400.000 sitios web.

Si sumamos el tiempo total de espera invertido por los internautas esperando a que carguen las páginas web, se obtienen 29,9 años cada día. Ese es el número divulgado por pingdom en su resumen anual, resumen que llega en forma de infografía mostrando valores obtenidos a partir de los 400.000 sitios web que monitorea.

Es cierto que no todas las páginas del mundo están bajo el control de pingdom, aunque sí es un número suficientemente grande como para hacerse a la idea de la cantidad de tiempo que estamos al día mirando a una pantalla en blanco mientras carga el contenido.

Los que estamos en la web desde la década de los noventa, cuando teníamos que esperar minutos para ver una fotografía en Internet, puede parecer que la velocidad actual es extremadamente buena, pero no es cierto. La mayoría de los sitios no están optimizados para velocidades de conexión lentas o acceso vía teléfonos móviles, y eso es algo cada vez más importante si tenemos en cuenta que la paciencia del nuevo consumidor de contenidos es mucho menor que la de hace 10 o 20 años.

pingdom

Hace unos meses os presentamos una lista de herramientas que podemos utilizar para analizar la velocidad de carga de nuestro sitio. Entre ellas estaba pingdom, así como Google Analytics, aunque también mencionamos algunas más desconocidas, como GTMetrix, por ejemplo, una de mis preferidas.

Es importante estar atentos a los elementos responsables por ralentizar la carga de las páginas. A veces es un simple botón, otras veces es un script cuya importancia no es tan relevante, en otras ocasiones es una imagen que puede ser optimizada con aplicaciones como tinypng o compressnow, elementos que pueden ser ajustados en pocos minutos.

Es, sin duda, una buena meta para 2014: ampliemos la velocidad de carga de nuestros sitios.

Juan Diego Polo

Estudió Ingeniería de Telecomunicaciones en la UPC (Barcelona), trabajando como ingeniero, profesor y analista desde 1998 hasta 2005, cuando decidió emprender creando wwwhatsnew.com.